Cambio

Activismo activo.

“… un pequeño grupo de ciudadanos comprometidos puede cambiar el mundo”.

 

Bansky-Flower-Brick-Thrower..jpg

Activismo activo.

Sabe usted, lector, lectora, ¿Cuánto dinero se gastó, se está gastando y se gastará con motivo de las elecciones presidenciales y sus repercusiones? La verdad es que no tengo la menor idea – ni creo que nadie sepa, porque aún con las leyes de transparencia esa cantidad es una incógnita mayúscula. Lo que sí puedo asegurar que es esa cantidad es una grosería para el erario nacional y para el bolsillo de la gente.

Me pregunto cuántas escuelas podrían ser equipadas con ese dinero. O cuántos niños sin recursos pudieran ser apoyados en diversos rubros.  Pienso que se podría hacer una gran cantidad de cosas benéficas para México.

Pero entonces me pregunto, “¿Qué puedo hacer yo para colaborar con mi país? Fuera de la política, fuera de frases huecas de campaña. Algo que esté realmente en mis manos”.

Creo que, para que funcionen, las cosas en esta nación deben hacerse bien desde un inicio y no ir arreglando y parchando los huecos que vienen desde la raíz. También creo que debemos de dejar de “soñar” con que el gobierno va a hacer todo por sus ciudadanos. Las cosas, para que funcionen, deben realizarlas los propios ciudadanos – la ciudadanía es la base de la democracia. No importa qué partido político (o qué dirigente) se encuentre al frente del país, si los mexicanos no llevan a cabo su papel, entonces, tristemente, estamos condenados, todos, al fracaso como proyecto de nación. A veces lo único que se necesita es vigilar que los recursos del presupuesto se asignen y se ejerzan de manera responsable.

Como un ejemplo, permítame hacer un breve resumen histórico: En 1961, Portugal se encontraba dirigido por una dictadura militar. Dos estudiantes realizaron, en público, un brindis por la libertad. Fueron detenidos y pasaron siete años en prisión. Un abogado inglés, Peter Benenson, al saber de esta situación, escribió una carta a un periódico, con el fin de solicitar apoyo para los jóvenes. La respuesta fue tan grande, que se tuvo que formar un comité para organizar la campaña. De pronto, se convirtió en un movimiento mundial. Hoy lo conocemos como AMNISTÍA INTERNACIONAL.

Siempre he insistido – ante quien quiera escucharme – que el trabajo en equipo es vital para el crecimiento de este país. Cuando varias personas se unen, podemos identificar la gran variedad de potencial humano y, de pronto, se observa que cada hombre y cada mujer cuentan con características únicas – sus propias fortalezas – que hacen que su contribución sea especial.

Por lo tanto quisiera, lector, lectora, amigos, invitarlos. No. Invitarlos no. Quisiera desafiarlos. ¿Qué les parece si comenzamos a producir una energía positiva en nuestro país? A formar parte de un activismo activo. No simplemente conectarse a la red y exigir un mundo mejor, exigir un salario más digno, exigir menos violencia. Les ofrezco una oportunidad única. Quizá desconocida pero que, le garantizo, será de provecho tanto para usted como para el país.

Más allá de una bandera política, o de una convicción religiosa, o de un interés monetario. Los reto a buscar una causa que les interese y unirse a ella como voluntarios y voluntarias. Si ya lo haces, comparte tu causa con nosotros. Podemos ayudarte.

O podemos ir más allá.  Podemos crear una organización que busque apoyar una causa. Nosotros. Tú y yo. Y tú. Y tú también… ¿Te suena increíble? ¿Parece imposible? Tal vez lo sea, pero entonces será más divertido. Más satisfactorio. ¿Qué te parece?

No importa tu profesión, tu fe, ni tus preferencias sexuales. No importa tu edad, tu género, tu estado civil. No importa el lugar donde vives, ni tu posición económica. Lo que en realidad importa es que TODOS TENEMOS LA OPORTUNIDAD DE TRABAJAR PARA MÉXICO. De forma voluntaria. De divertirnos en el proceso, de aprender, de crecer como personas y como comunidad, sociedad y nación. Invita a tus amigos y a tus familiares. TODOS PODEMOS HACER ALGO.

Hay una frase, que ha sido atribuida a la antropóloga Margaret Mead que ejemplifica esto de manera ideal: Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos comprometidos puede cambiar el mundo. De hecho, es la única cosa que lo ha logrado”.

¿Qué dices? ¿Estás con México?

No cerraré con el clásico “Veremos”. Pienso que hoy queda mejor un “Haremos”.

Me gustaría leer sus ideas, sus opiniones y sus convicciones para hacer de este país un mejor lugar. Por favor, usen el espacio de “Comentarios” o escriban en las redes sociales de este blog. #QueremosSaber. 

* * * * * * *

Comparte este texto. Y ¿por qué no? Comparte este blog a través de tus redes sociales. Nos puedes encontrar en Twitter (@HERAGO101), en Facebook (Heroismo Agonizante 101), Tumblr (Heroísmo Agonizante 101) y hasta en Google+ (HeroísmoAgonizante101).

Ayúdame a cumplir el punto 5 de mi lista de las 100 cosas que tengo que hacer antes de morir . Nos encantaría lograrlo pero necesitamos tu ayuda. Si es de tu agrado lo que aquí se publica, compártelo. Ayúdame a morir feliz. Gracias mil.

– – – – – – – – – – –

Categorías: Activismo, Cambio, Democracia, Ganar, Redes Sociales, Reflexiones, Reto | 1 comentario

¿Cómo te va en la feria?

Por Karina Suárez

Café con mi amigo imaginario” IX

Cuando opinamos debemos recordar un viejo dicho: “Cada quien habla según le va en la feria”. Pero uno si no te gusta, siempre se puede cambiar de feria.

greentownfair.jpg

¿Cómo te va en la feria?

En un mundo que no defiende a capa y espada la libertad de expresión, se corren enormes riesgos cuando exponemos nuestra opinión. Cuando lo hacemos debemos enfrentarnos a una gran diversidad – de criterios, acervos culturales, personalidades, temperamentos y enfoques. Si a todo lo anterior sumamos el impacto emocional que nos puede causar el miedo a no tener la razón, nos encontramos dentro de un circuito a punto de hacer corto.

Uno de los detonadores de estos cortos circuitos es el pánico a estar equivocados. A veces sucede que en la búsqueda de tener siempre la razón al dar y recibir opiniones, algunas personas se ven sumidas en un terror que disfrazan de poder – a veces prepotencia o soberbia. Esta situación las lleva a una posición existencial que Erick Berne denominaba: “Yo bien-Tú mal“.

¿Por qué nos asusta tanto no tener la razón? ¿Por qué nos cuesta tanto trabajo escuchar los puntos de vista de los demás? Desde un punto de vista psicológico, una de las razones es nuestra renuencia a movernos de lugar, metafóricamente hablando. Cuando emito “Mi opinión”, mi posición es segura porque es conocida porque es aprendida y porque me permite recargarme en algo. Aunque esté regida por el miedo o la incertidumbre, ésta postura me da un grado de estabilidad. Me otorga un punto de apoyo.

Todos necesitamos de la estabilidad emocional y psicológica para no enloquecer, sin embargo, no estaría mal movernos un poco de vez en cuando. Hacerlo no implica que no podamos rectificar luego. Total, siempre tenemos la opción de regresar.

Durante un taller al que asistí, presencié un ejercicio donde el maestro pidió a una participante que cerrara los ojos. La llevó de la mano hasta una esquina del cuarto y le pidió que tratara de empujar lo que tenía enfrente. “Mueve lo que hay frente a ti”. Era la pared. “Hazlo con todas tus fuerzas”, le gritó. Al intentarlo, notamos como el rostro de la joven enrojecía y que el esfuerzo que hacía era tal que pegó un grito de desesperación: “Es imposible. No puedo”.

El instructor le dijo que palpara lo que hubiera frente a ella y le preguntó: “¿Cómo te sientes ahí, metida en esa pequeña esquina?”. “Terrible”, contestó la mujer. “Me siento ahogada, asfixiada. Estoy cansada”.

El maestro se acercó y le dijo que girara. Aún con los ojos cerrados, ella lo hizo. “Ahora intenta empujar todo lo que tienes adelante”. Sin ningún obstáculo frente a ella, su propia fuerza casi la lanza hacia el piso. De inmediato recuperó su centro y pudimos ver como su rostro se relajaba. Suspiró de tal manera que pareciera ser que, aún sin poder ver, hubiera visto el paraíso.

“Abre los ojos y dime qué es lo que ves”, le ordenó el instructor. “Veo muchas cosas, siento muchas cosas. Puedo respirar libremente y aunque casi me caigo, logré mantener mi equilibrio sin problema”.

Te comparto esta historia porque pienso que a veces es necesario girar para liberarnos. Movernos para ver el panorama que hay más allá de lo que tenemos enfrente. Más allá de la estorbosa pared inamovible, puede estar una opción que desconocemos. Lo único que debemos hacer es girar y cambiar nuestra perspectiva.

Pero ese pequeño cambio, ese ligero movimiento, es una de las cosas que más asusta a la gente. Es algo que veo a diario con mis consultantes: Aunque la asfixia se apodera de las personas, me encuentro con que la mayoría prefiere insistir en empujar la pared para intentar que se mueva que girar un poco para poder respirar.

A veces mi posición es cómoda simplemente porque es mía. Pero eso no implica que sea correcta, adecuada o segura. De vez en cuando nos hace bien cambiar de lugar. Si no me gusta cómo me está yendo en la feria en la que estoy, siempre puedo cambiar de feria. O de opinión, pareja, trabajo, amigos.

Quizá sea lo mejor.

Nos leemos pronto,

Karina.

——————–

Lee más de Karina Suárez en:

¿Qué no ves cuando te miras en el espejo?

La voz interior.

 

Categorías: Café con mi amigo imaginario, Cambio, Karina Suárez, Psicología, Retórica de lo Trivial | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

Los reyes del mundo.

Fotografía por Rogelio Rivera Melo.

Estos artefactos alguna vez fueron los reyes del mundo. ¿Y ahora?

Aprendan de la vida, humanos.

11101900_10153183438635900_939631033_n

Categorías: 2015, Cambio, Fotografía | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

“Sexo pasado por agua”.

Con pelos y señales. Por Rocío Sánchez.

Una de las fantasías sexuales más frecuentes es tener relaciones sexuales en el agua. Como todo en esta vida, antes de lanzarse a la alberca, río o mar, para retozar como las focas en celo, es bueno tomar en cuenta algunas cuestiones básicas. Y luego sí… a echarse un chapuzón.

myth_7_sex_in_water_does_not_land_me_with_pregnancy_image_title_ttpfj

“Sexo pasado por agua”.

La ciudad de México ha estado recibiendo algunos avances de la primavera, a juzgar por los 27 grados centígrados que alcanzamos recientemente. Con tremendos calores, dan ganas de estar todo el día chapoteando en la frescura del agua. Recordamos más lo indispensable que es este líquido cuando, atrapados en el tráfico, alcanzamos casi 30 grados de temperatura.

Algo tan imprescindible como el sexo no puede quedar de lado en estos húmedos deseos. El sexo en el agua es una fantasía recurrente de quienes aprecian la sensualidad de este elemento.

Lo más práctico e inmediato es la regadera, siempre una buena opción para el encuentro amoroso. En esta ciudad, vivimos con tanta prisa que no solemos reparar en el cosquilleo que producen las gotas cayendo sobre la piel, pero esa sensación puede exacerbarse si entramos en la ducha con el ser amado (o deseado, pues). La temperatura y la fuerza del agua son dos elementos con los que se puede jugar para incrementar el placer. Eso sí, hay que armarse con un buen par de sandalias (antisexy, ni modo) o con un tapete antiderrapante, pues un resbalón en el baño puede tener consecuencias fatales. Ante todo, la prevención.

Si tienes más tiempo y deseas invertir en un cuarto de hotel para esas aventuras acuáticas, una habitación con jacuzzi brinda numerosas ventajas: amplio margen de acción, comodidad, privacidad y hasta burbujitas. La cantidad de agua te otorgará una agilidad que nunca podrías alcanzar en seco, lo que permite intentar posiciones nuevas. Y eso del hidromasaje es un gran invento.

Si tienes un jacuzzi en tu casa, no hay más que decir: ya la hiciste, pero si para acceder a uno debes rentar un lugar, hay que tomar algunas precauciones. Primero, cuidado con los lugares de medio pelo, pues todos sabemos que el agua es vida y también lo saben las bacterias y hongos que se desarrollan gracias a ella. Segundo, ten precaución al usar polvos, “pastillas”, soluciones o algún otro producto químico para los baños de burbujas; la mayoría de ellos advierte en sus instructivos que pueden causar irritación en los genitales.

Si sientes que necesitas más espacio, o bien, si la adrenalina de los lugares públicos es un plus para el encuentro sexual, una alberca es lo tuyo. Aquí, la fuerza de gravedad se diluye (valga la expresión) y puedes incluso practicar uno que otro bucito. Para disfrutar plenamente de este escenario, hay que tener en cuenta lo siguiente: el agua de las albercas tiene gran concentración de cloro, el cual puede causar irritación en las mucosas más íntimas, tanto en la vagina como en la uretra.

Un buen tip, que aplica para toda práctica sexual en el agua, es que la penetración se realice con bombeos cortos, es decir, sin sacar demasiado el pene de la vagina, para así introducir la menor cantidad de agua posible en la cavidad vaginal.

Con salvavidas.

El agua de mar es otro cantar. Entre las cosas más eróticas de hacerlo ahí está el ritmo del oleaje que casi por sí mismo podría marcar el compás del encuentro. Pero también tiene sus bemoles. La cantidad de sal que contiene esta agua puede ser agresiva para los órganos sexuales y convertir el idilio en una pesadilla. Aunque si sales bien librado de ese inconveniente –no olvides lo del bombeo–, hay otra recomendación que no está de más para disfrutar del momento con seguridad: está siempre atento a la marea si no quieres tener que gritar hasta que alguien llame al salvavidas.

Una última sugerencia para la seguridad en el sexo pasado por agua es la interacción entre ésta y el uso de condón. Este líquido puede disolver la lubricación tanto de la vagina como del pene, por lo que aumentaría la fricción en la penetración. Si a esto le sumamos que el lubricante que envuelve a los condones es soluble en agua, esa fricción será aún mayor, aumentando el riesgo de que el preservativo se rompa. Y por favor, sácate de la mente ese mito de adolescencia de que al hacerlo en el agua no hay riesgo de embarazo, porque no es más que una falacia. El agua no es, nunca ha sido ni será un método anticonceptivo.

+ + + + + + + + + +

Lector, lectora ¿has intentado el sexo acuático? ¿Tienes alguna historia relacionada con las prácticas sexuales bajo el agua? Nos interesa conocer tus opiniones y experiencias. Deja tus comentarios y que el mundo siga girando. 

Si tienes alguna sugerencia, duda, pregunta, comentario o situación sobre la que quisieras que Rocío escriba, (recuerden que es especialista en temas escabrosos y cachondones) puedes enviar un correo a heroismoagonizante101@gmail.com – Garantizamos el anonimato de quienes lo soliciten. Esperamos tus mensajes.

Lee más de Rocío Sánchez en

Letra S: VIH/Sida,Sexualidad,Salud  y Leyendas Sexuales

Categorías: 2015, Actividades, Actividades Acuáticas, Amor, Besos, Cambio, Con pelos y señales, Costumbres, Dogging, Eyaculación, Fantasía Sexual, Febrero, Historias Reales, Historias Verdaderas, Humanidad, Internacional, Leyendas Sexuales, Los Profesionales, Moda, Modernidad, Orgasmo, Pasiones Humanas, Pelos y Señales, Prevención, Reflexiones, Relaciones, Rituales, Rocío Sánchez, Sexo | Etiquetas: , , , , , , | 1 comentario

Blog de WordPress.com.

Puras Vagancias

Cosas que suceden en el mundo, mi mundo y sus alrededores. Intentos de discernimiento entre el ser, el deber ser y el querer ser. Lo que fuí, lo que soy y lo que pretendo. Lo que veo, oigo, toco, huelo y gusto en mi vida cotidiana.

Phusions

Nos gustan las cosas que nos gustan. Y punto.

CYL FOTOGRAFOS

Inmortalizando tus recuerdos

Cartier-Bresson no es un reloj

Un blog de fotografía

Mari Trini Giner, Blog personal

Multimedia Content Creator. En inglés siempre suena mejor...

Palabrerías

Revista Palabrerías

MUEVELCULO

Blog orientado en la motivación para lograr un estilo de vida activo que nos haga mejores que ayer; además de aportar entrenamientos a seguir y recomendaciones y experiencias personales.

darecadodemi

historietas con dibujos

Meryeinyel

Poesía,infografía,crítica y frases.

LA ESPAÑA DE LOS HIPÓCRITAS

EN UN LUGAR DONDE LA HONESTIDAD ES CASTIGADA Y EL POSTUREO DE LOS MÁS INMORALES ES PREMIADA, ES HORA DE HABLAR CLARO.

Los mundos de Kat

Divagaciones de una novelista y adicta a los libros

Anécdotas en un Blog

Hechos cotidianos

La Esfera que no gira más

Avanzar sin miedo, sin mirar atrás.

Psicodependencia

Create emancipation / Creando emancipación

filosofastra

pensando en la errancia

A %d blogueros les gusta esto: