Consejos

Echarle huevos no basta.

En este país todos le echan huevos. Y eso no basta para triunfar.

Huevo de Fabergé.

Cada seis años, todo cambia en este país. Desde el presidente hasta la presentación de los billetes bancarios, pasando por las políticas públicas, los libros de textos con los que se educa a los niños, los objetivos del gobierno y los delincuentes más buscados por la justicia. Todo cambia.
Lo único que se mantiene como una constante al finalizar cada sexenio es la incertidumbre por el “¿qué pasará ahora?”
Curiosamente, los mexicanos hemos encontrado una fórmula cuasimágica para sobreponernos a ese desasosiego: “Echarle huevos“.
Y sí.
A lo largo de los años, el país ha estado en severas devaluaciones económicas,  nos hemos visto, literalmente, bajo los escombros de terremotos, sumergidos en las inundaciones dejadas por los huracanes, sometidos una crisis de ingobernabilidad e inseguridad cada vez mayor.
Pero los que vivimos aquí -y algunos que se han ido, pero que no han olvidado sus raíces- seguimos con el mantra tradicional mexicano: “Hay que echarle huevos”. (Aplica para hombres y mujeres, eh. Para que no me tachen de machista heteropatriarcal falocentrico y anexas).
Para quienes nos leen de otros países, “Echarle huevos” significa “poner todo el empeño necesario a algo”, algo así como “echarle cojones” o “busting your balls into something“. “Partirse el lomo“, pues.
Echarle huevos va mucho más allá que hacer las cosas por mero compromiso.
Y es que si uno no le echa huevos, las circunstancias en las que vivimos – tan feas como el rostro de Elba Esther Gordillo (si no la conoce, puede googlearla bajo su propio riesgo, claro) nos dejan en la lona, sin oportunidad.
Pero, ojo, el “echarle huevos” va más allá de los buenos deseos o las meras recomendaciones. Todo el mundo te dice que si quieres triunfar en la vida,  le eches huevos a lo que hagas.  Una vez, un muchacho me dijo que las cosas buenas pasan cuando uno le echa huevos.
Y hoy, a unos días de otro período de transición en el país, de esos que no sabemos lo que nos deparará por la magnitud de las cosas que se juegan, repito a quien quiera escucharme/leerme lo que le dije a ese chamaco, joven y entusiasta, aquella vez.
 “Echarle huevos para triunfar“  no una mala recomendación. No. Al contrario.
Lo que nos falta añadir a la frase es que, en este país, todos le echan huevos. Todos quieren ser exitosos. Todos quieren demostrar su valía, ocupar el lugar, llegar a la cima.
Y por eso, echarle huevos no basta.
La palabra clave es “Faberge”.
Sí, hay que echarle un chingo de huevos, pero no de rancho. Tienen que ser Faberge.

Veremos.

* * * * * * *

Comparte este texto. Y ¿por qué no? Comparte este blog a través de tus redes sociales. Nos puedes encontrar en Twitter (@HERAGO101), en Facebook (Heroismo Agonizante 101), Tumblr (Heroísmo Agonizante 101) y hasta en Google+ (HeroísmoAgonizante101).

Ayúdame a cumplir el punto 5 de mi lista de las 100 cosas que tengo que hacer antes de morir . Nos encantaría lograrlo pero necesitamos tu ayuda. Si es de tu agrado lo que aquí se publica, compártelo. Ayúdame a morir feliz. Gracias mil.

– – – – – – – – – – –
Fabergé: Palabra del día 31 de Agosto de 2018

Texto por Rogelio Rivera Melo.

Categorías: 2018, Consejos, Retórica de lo Trivial | Etiquetas: | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

Complícate la vida y tendrás algo que escribir

Dónde no todo es válido, pero real

CaballeroDentalMx

Sitio web de Caballero Dental

Caballero Dental

Venta de Instrumental dental japonés.

LA EXPERIENCIA DE LA LIBERTAD

Gaceta electrónica de literatura | México | Año 1 | Primera época | Septiembre 2019

Polisemia Revista

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Deep Funk

Relatos Pulp, Física, Meteorología y Música

Deja que el reflejo llame tu atención

La vida corre a toda prisa y debemos pararnos a escucharnos, a cuidar las emociones que nos acompañan. Las palabras son las huellas que nos traen a nuestros pies los recuerdos y las imágenes del pasado.

In fiducia

Los mundos mágicos existen. En cada historia que contamos.✒

MINGA

comunicando para transformar

oblinspiración

La mente puede ser libre

Valor Operacional A1

Analista. Buscando patrones y tendencias. Futurología. Dentro del Ciclo.

Pluma, lápiz y cicuta

Creo en el destino. Me emborracho porque soy mexicana, de haber nacido en Suiza bebería leche.

Té blanco y cosas

Just call me Mila

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

A %d blogueros les gusta esto: