Libros

American Gods.

¿De qué viven los dioses cuando nadie los recuerda?

DSCN1383.JPG

¿Cuántos dioses han pasado por el mundo desde el inicio del tiempo? ¿Qué ha sido de los dioses de antaño, ahora olvidados por la gente? ¿Cuántos de ellos eligen morir cuando la creencia en ellos y los ritos en su honor ya no son populares?
Esa es la premisa de American Gods.
Los dioses – como las ideas – se mantienen con vida por la fe que la gente tiene en ellos. Actualmente el fervor hacia las deidades religiosas se desplaza hacia otros rumbos: la adoración a cosas inmateriales, que se vuelven tangibles por la fe y la creencia que miles de personas tienen en ellas.
Cada vez más gente cree en la santísima palabra de Google como mesías universal de la verdad absoluta. Hay adoradores de la diosa Apple, hay quienes pagan su tributo diario al dios Facebook, quienes realizan un sacrificio al diosa Selfie, mientras que dioses otrora poderosos como la diosa Televisión están quedando en el olvido gracias al dios Internet.
¿Qué tan satisfechos están las viejas divinidades con los nuevos ídolos populares? ¿Serían capaces de ir a la guerra en el mundo material, el humano, para recuperar la preeminencia y la adoración y la fuerza y el poder?
¿Qué harían Odín, Thot, Anansi, Loki, Anubis, Medusa y los miles de millones de dioses que han existido en todos los rincones de la tierra a través de la historia, para recuperar su feudo en un lugar en el que los dioses antiguos no tienen cabida?
Y es que, como dice el refrán, “Santo que no es visto, no es adorado“.
¿Quién es el dios más poderoso del planeta en este momento? ¿Jesús, el dios dinero, el dios poder, el dios sexo, el dios internet, Vladimir Putin, las deidades drogas y alcohol?
Y tú ¿en qué pones tu fe todos los días? Vale la pena reflexionar sobre el tema.
En American Gods, en medio de un trance de vida o muerte, el protagonista pide consejo a Zorya Polunochnaya – la estrella de la media noche.
– Todas tus preguntas pueden ser contestadas, si eso es lo que quieres. Pero una vez que conozcas las respuestas, jamás podrás olvidarlas. 
“¿Qué camino debo tomar?”, preguntó Shadow. “¿Cuál es el más seguro?”
“Si eliges uno, no podrás tomar el otro”, contestó ella. “Pero ninguno es seguro. ¿Cuál prefieres – el camino de las verdades difíciles o el de las mentiras piadosas?”
“El de las verdades. He venido demasiado lejos para obtener más mentiras“.
Y es que no cualquiera soporta la verdad.
Veremos.
——
American Gods, de Neil Gaiman, es el primer libro de mi reto de lectura de 2018.

Texto y fotografía por Rogelio Rivera Melo

Categorías: 2018, American Gods, Ateísmo, Libros, Literatura, Religión, Reseña, Reto | Deja un comentario

¿Qué gigantes? dijo Sancho Panza.

“Bien parece, Sancho, que no estás cursado en esto de las aventuras; ellos son gigantes, y si tienes miedo quítate de ahí, y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla”.

Los molinos.jpg

Don Quijote en las Nubes. (Foto por RogelioRiveraMelo)

En esto descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo, y así como Don Quijote los vió, dijo a su escudero: la ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o poco más desaforados gigantes con quien pienso hacer batalla, y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer: que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra. ¿Qué gigantes? dijo Sancho Panza.

Capítulo 8. El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Todos deberíamos estar empeñados en alguna lucha que pareciera imposible de ganar, pues quizá en algún lugar del universo, los siempre volubles dioses de la guerra podrían favorecernos, quizá por mera curiosidad, quizá por aburrimiento. Ya lo dijo el Quijote: “… las cosas de la guerra, más que otras, están sujetas a continua mudanza…”

En una de esas, tenemos la fortuna de asestar un golpe de esos épicos, a través del cual podamos inscribir nuestro nombre entre los generales victoriosos de la historia.

Que cada quién escoja contra qué gigantes quiere luchar. O molinos. O miedos. O vicios.

¿Tú ya tienes tu enemigo declarado?

Veremos.

*Esta fotografía es parte del proyecto No. 98 de mi Lista de 100 Cosas que hacer antes de morir. Si quieren ver el proceso pueden visitar el perfil Roy RiverMule en Instagram. Los invito a comentar. 
Categorías: Fotografía, Guerra, Libros, Retórica de lo Trivial | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

“Escribir por rabia”. Entrevista a Alejandro Carrillo.

“Escribir por rabia”. Entrevista a Alejandro Carrillo, escritor mexicano, ganador del Premio Mauricio Achar 2016, con su novela Adiós a Dylan.

alejandro-carrillo

Alejandro Carrillo.

Me encuentro frente a Alejandro Carrillo, autor de “Adiós a Dylan”, novela ganadora del premio Mauricio Achar 2016. El creador de los proyectos Tinta Chida, Pelea y Escribe y MicroChingón, se sienta frente a mi y pide un café negro. “La vida para mi ha sido muy movida estas últimas semanas”, me dice. “He andado en chinga”.

Cuando comenzamos a hablar, sus ojos tranquilos – apenas visibles entre la visera de su gorra de beisbolista y su espesa barba – comienzan a adquirir un brillo de emoción, el fulgor que solamente puede dar la satisfacción de haber terminado un trabajo bien hecho. No puedo desaprovechar el momento para lanzarme directamente sobre el destello.

Le preguntó de dónde nace Tinta Chida, el proyecto por el que nos conocimos hace más de un año, y lo que percibo ya no es emoción, sino pasión.

“Todo surge de la rabia”.

“Siempre quise ser escritor, pero en algún momento entré en un estado de comodidad. Ese letargo dañino que debe sacudirse de alguna manera. Tinta Chida es el experimento de Alejandro para demostrar, a mí mismo primero, y luego a los demás que uno puede vivir haciendo lo que le gusta. Escribir para mi es mi pasión. Si no vives algo con deseo comienzas a acumular un enojo enorme que tiene que salir. Todo esto que me está pasando surge de una rabia encauzada que sentía por no poder ser lo que quería”.

“Es es Alejandro Carrillo, el escritor, el hombre con una gran rabia, con un profundo miedo al rechazo, con una enorme ambición de querer explorar todas sus versiones”. Mientras habla, levanta los brazos para mostrarme el tamaño de sus sueños y miro sus tatuajes: una Torre Latinoamericana, una máquina de escribir, un Monumento a la Revolución.

“Antes de tomar la decisión de escribir para vivir, me hallaba en un estado de comodidad – era programador de sitios web y páginas en internet. Pero llega un momento en el que uno debe decirse a sí mismo: ¡Pelea! Por tus sueños, por lo que quieres. Y entonces en esa pelea decides exponerte al dolor. El rechazo que uno siente como escritor duele. Que te dicen que tu trabajo es una mierda no es chido. Pero debí haberme expuesto más, debí haberme expuesto antes. Envié Adiós a Dylan a varios concursos y perdí en muchos. Después me enteré que gané en otros, pero ya no me dieron los premios porque gané el Mauricio Achar”. Se ríe.

Bob Dylan y la cosecha dulce.

“A los 35 años, a finales de 2016, me avisan que mi primera novela ganó el premio Mauricio Achar. Y eso uno lo puede ver como el comienzo. Pero en realidad es que el año empezó con miedo, con incertidumbre, con muchos proyectos andando pero con terror de que no funcionaran, de que no prendieran. Al final, este fin de año no es el inicio, sino la cosecha dulce de todo el trabajo duro que se hizo antes”.

“Adiós a Dylan es la historia de Omar. Una parte de su historia”, tocamos el tema de los personajes de la novela. “Te puedo decir que hay mucho de Omar Brambila – personaje central de la novela – en Alejandro y viceversa. También hubo un época en la que yo quise sentir una necesidad de moldear lo que vivía como si fuera una historia de esas épicas. De imaginar a las personas, idealizarlas para que encajaran en mi mundo. Pero al igual que Omar en Adiós a Dylan, he tenido que madurar, tomar conciencia. Ser consciente de tus actos es vital para entender, para no lastimar y que no te lastimen”.

Hablamos sobre el fanatismo y la idolatría a los modelos. No podía faltar el comentario sobre Robert Allen Zimmerman aka Bob Dylan. “El Bob Dylan de la novela es fantástico, no es el Bob Dylan de la vida real, ni el de los discos, ni el de sus historias, ni el de las letras de sus canciones, ni el ganador del Nobel de Literatura. Ese, el Dylan que ganó me genera una gran satisfacción, pero creo que es más por el movimiento telúrico que ese galardón desencadenó en los escritores, en los académicos, en los puristas. Verlos rabiar por que un extraño a ese mundo suyo haya ganado es algo bien chingón. También él tiene una historia. El Nobel no es más que otra cosecha de su larga trayectoria”.

El futuro.

El Alejandro Carrillo seguro en todas sus respuestas sólo titubea cuando le pregunto por el futuro de Omar Brambila. Se ríe, se quita la gorra, se la vuelve a poner. “¡No sé!”, me dice. “Nadie me había hecho esa pregunta”. Se repone.  “Imagino que le irá bien. Me emociona pensarlo. Después de unos putazos de realidad uno aprende. Aprendes o te mueres”.

“¿El futuro para Alejandro? Pues hay Tinta Chida para rato, hay más talleres, ya estoy trabajando en la siguiente novela…” Lo interrumpo. “No me cuentes. No quiero saber”. “Te chingas, te voy a contar porque me emociona, wey”, se ríe y me cuenta. Ya la quiero leer. Incluso me ofrezco para ayudarle.

“El futuro para México…”, cierra los ojos y cuando los abre mira hacia adelante como si lo pudiera ver. “Me gusta pensar que el futuro del país está más en nuestro control de lo que creemos. La única manera de intervenir el futuro está en la auto-observación. Lo inmediato de nosotros es lo único que podemos cambiar”. Se pone serio, percibo la rabia por debajo de su voz cuando lo dice. “Todos decimos que Trump es racista, que las Ladies y los Gentlemen son unos ojetes y culeros. Pero ¿qué tan racistas, ojetes y culeros somos nosotros? ¿Lo aceptamos? ¿Lo vemos? En ellos solamente vemos el reflejo de nuestros propios defectos. Eso es lo que hay que cambiar. El destino no está allá afuera. El futuro es nuestro propio reflejo”.

9786073150446-601x1024

Adiós a Dylan es un road trip, el viaje de un fanático de Bob Dylan hacia su propio descubrimiento, que nos lleva – con soundtrack incluido – a una historia común en todos nosotros: llenar de algún modo el vacío existencial, las ausencias, las añoranzas que vivimos con la idealización de algo mejor y la figura de un role-model que está más allá de lo humano.

La presentación de Adiós a Dylan se llevará a cabo en la Librería Gandhi Sucursal Mauricio Achar, el día 19 de enero a las 1900 horas.

Categorías: 2016, Entrevista, Libros, Literatura, Mauricio Achar, Reseña, Retórica de lo Trivial | 1 comentario

Dar en grande.

Robert Alexander Farrar Thurman, nacido en 1941, es un académico estadounidense. Actualmente es el profesor Je Tsongkhapa de Estudios IndoTibetanos Budistas en la Columbia University de Nueva York. Es uno de los monjes budistas occidentales más reconocidos en el mundo. Ha escrito y traducido textos sobre religión, espiritualidad e historia y filosofía asiática.

En su libro “Essential Tibetan Buddhism” (Budismo Tibetano Esencial) escribe sobre el acto espiritual y el proceso mental que implica hacer un regalo.

“Uno debe practicar el acto de regalar cosas. No sólo esas que ya no te importan, sino esos objetos que te gustan, que quieres. Recuerda, lo que importa no es el tamaño del regalo, lo importante es la calidad y la cantidad del apego mental y emocional al que uno se sobrepone cuando deja ir algo. No te vayas a la quiebra en un impulso positivo momentáneo si te vas a arrepentir después. Piensa en lo que significa dar. Regala, da, objetos pequeños, observa el proceso mental que conlleva el acto de dejar ir esas pequeñas cosas que te gustan, que amas”.

Robert A F Thurman.

dar

Regala. Da. Obsequia pequeñas cosas  que amas. 

Categorías: 100 Cosas, 2016, Budismo, Cita, Cita del Viernes, Dalai Lama, Libros, Regalos, Retórica de lo Trivial | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

Puras Vagancias

Cosas que suceden en el mundo, mi mundo y sus alrededores. Intentos de discernimiento entre el ser, el deber ser y el querer ser. Lo que fuí, lo que soy y lo que pretendo. Lo que veo, oigo, toco, huelo y gusto en mi vida cotidiana.

Phusions

Nos gustan las cosas que nos gustan. Y punto.

CYL FOTOGRAFOS

Inmortalizando tus recuerdos

Cartier-Bresson no es un reloj

Un blog de fotografía

Mari Trini Giner, Blog personal

Multimedia Content Creator. En inglés siempre suena mejor...

Palabrerías

Revista Palabrerías

MUEVELCULO

Blog orientado en la motivación para lograr un estilo de vida activo que nos haga mejores que ayer; además de aportar entrenamientos a seguir y recomendaciones y experiencias personales.

darecadodemi

historietas con dibujos

Meryeinyel

Poesía,infografía,crítica y frases.

LA ESPAÑA DE LOS HIPÓCRITAS

EN UN LUGAR DONDE LA HONESTIDAD ES CASTIGADA Y EL POSTUREO DE LOS MÁS INMORALES ES PREMIADA, ES HORA DE HABLAR CLARO.

Los mundos de Kat

Divagaciones de una novelista y adicta a los libros

Anécdotas en un Blog

Hechos cotidianos

La Esfera que no gira más

Avanzar sin miedo, sin mirar atrás.

Psicodependencia

Create emancipation / Creando emancipación

filosofastra

pensando en la errancia

A %d blogueros les gusta esto: