Literatura

Un reto lector para 2018

Seguimos con los buenos propósitos y las buenas prácticas para este año.

Aquí un reto de lectura. 

12 meses, 12 libros

Cuando irrumpí en una reunión, en la mesa se estaba hablando sobre un reto de lectura: Leer doce libros en doce meses. Tomé asiento y escuché con atención. En teoría es un desafío sencillo. Pero analizando las condiciones de los textos que se deben leer, la cosa se pone algo más complicada.

Veamos.

ENERO. LEER UN LIBRO QUE TIENES PERO QUE NO HAS LEÍDO.

Para el primer mes la cosa está fácil. A ojo de buen cubero, tengo unos doscientos libros que no he leído. (Ustedes saben, esa mala costumbre que uno tiene de comprar “algo para después” cada vez que vas a la librería, al aeropuerto, a una tienda departamental o al puesto de libros de la esquina). Este mes comencé a leer American Gods, de Neil Gaiman. Ya lo tenía y no lo había leído. Así que cuenta, ¿no?

FEBRERO. LEER EL LIBRO FAVORITO DE UN AMIGO.

Aquí debo tener cuidado. Uno no anda por la vida pidiendo consejos sobre libros a cualquiera. Así que creo que deberé arriesgarme. ¿Qué me recomiendas? Anótalo en los comentarios, por favor.

Ahora que sí alguien me pide una recomendación sobre mi libro favorito, el mío es SHANTARAM, de Gregory David Roberts. 

MARZO. LEER UN CLÁSICO LITERARIO.

Está bien. Un clásico. Defina usted un clásico. Ya. Voy a leer “Gravity`s Rainbow”, de Thomas Pynchon.

ABRIL. LEER UN LIBRO PRESTADO.

¿Quién me va a prestar un libro? ¿Quién se anima?

MAYO. LEER  UNO QUE DEBÍ HABER LEÍDO EN LA ESCUELA Y QUE NO LO HICE.

Este mes es fácil. En realidad jamás leí un libro completo en la escuela. ¿Quién carajos lee El Quijote o El Bhagavad Gita cuando está en la escuela? Yo no. Ni la Iliada, ni la Odisea, ni cualquier cosa que huela a Editorial Porrua y sus horripilantes ediciones a dos columnas. ¡Wacale!

JUNIO. UN LIBRO DE UN GÉNERO QUE NUNCA HE LEÍDO.

Mes difícil. Muy. ¿Un género literario que nunca haya leído? Hay varios, por ejemplo, el Ero Guro Nansensu o el llamado Oulipo o la literatura Ergódica. Tendré que investigar. Ahí les cuento.

JULIO. UN LIBRO QUE ESCOJA POR LA PORTADA.

Fácil. Es cuestión de ir a la librería y ya. Ahí les cuento.

AGOSTO. LEER UN LIBRO DE MÁS DE CIEN AÑOS. 

Aceptado y cerrado. En agosto será Cumbres borrascosas, de Emily Brontë.

SEPTIEMBRE. UNA OBRA DE UN AUTOR CLÁSICO.

Sencillo. En septiembre será Una Novela de Ajedrez, de Stefan Zweig.

OCTUBRE. UN AUTOR FAMOSO DE MI PAÍS.

Vale, pues. Será algo de Juan Villoro. ¿Les he contado que el día que Villoro me dedicó su libro “Conferencia sobre la lluvia” dejó olvidado su paraguas en la librería en la que se realizó el evento? Yo lo recogí y aún lo conservo, esperando la oportunidad para entregárselo.

NOVIEMBRE. LEER UN BEST-SELLER.

Ya en noviembre se están publicando las listas de los mejores libros del año, así que leeré poesía. Mi libro para el penúltimo mes del año, será el mejor libro de poesía de 2018. Apuesto por algo de Julia Santibañez.

DICIEMBRE. LEER UN LIBRO CON ILUSTRACIONES.

Y para cerrar una novela gráfica. Si usted cree que los libros con ilustraciones son El Libro Vaquero y Memín Pinguín, permítame recomendarle Como un guante de seda forjado en hierro, de Daniel Clowes. Esa será mi lectura de diciembre.

 

Resuelta la cuestión… aparte de estos doce, solamente me faltan cuarenta libros para cumplir con la resolución 68 de mis 100 cosas que hacer antes de morir. Espero que 2018 sea el año en que pueda borrarla de mi lista.

¿Y ustedes que van a leer en 2018? Anden, cuenten. Quiero saber.

Veremos.

 

Categorías: 2018, Lectores, Lectura, Literatura, Reto | Etiquetas: | 1 comentario

“Escribir por rabia”. Entrevista a Alejandro Carrillo.

“Escribir por rabia”. Entrevista a Alejandro Carrillo, escritor mexicano, ganador del Premio Mauricio Achar 2016, con su novela Adiós a Dylan.

alejandro-carrillo

Alejandro Carrillo.

Me encuentro frente a Alejandro Carrillo, autor de “Adiós a Dylan”, novela ganadora del premio Mauricio Achar 2016. El creador de los proyectos Tinta Chida, Pelea y Escribe y MicroChingón, se sienta frente a mi y pide un café negro. “La vida para mi ha sido muy movida estas últimas semanas”, me dice. “He andado en chinga”.

Cuando comenzamos a hablar, sus ojos tranquilos – apenas visibles entre la visera de su gorra de beisbolista y su espesa barba – comienzan a adquirir un brillo de emoción, el fulgor que solamente puede dar la satisfacción de haber terminado un trabajo bien hecho. No puedo desaprovechar el momento para lanzarme directamente sobre el destello.

Le preguntó de dónde nace Tinta Chida, el proyecto por el que nos conocimos hace más de un año, y lo que percibo ya no es emoción, sino pasión.

“Todo surge de la rabia”.

“Siempre quise ser escritor, pero en algún momento entré en un estado de comodidad. Ese letargo dañino que debe sacudirse de alguna manera. Tinta Chida es el experimento de Alejandro para demostrar, a mí mismo primero, y luego a los demás que uno puede vivir haciendo lo que le gusta. Escribir para mi es mi pasión. Si no vives algo con deseo comienzas a acumular un enojo enorme que tiene que salir. Todo esto que me está pasando surge de una rabia encauzada que sentía por no poder ser lo que quería”.

“Es es Alejandro Carrillo, el escritor, el hombre con una gran rabia, con un profundo miedo al rechazo, con una enorme ambición de querer explorar todas sus versiones”. Mientras habla, levanta los brazos para mostrarme el tamaño de sus sueños y miro sus tatuajes: una Torre Latinoamericana, una máquina de escribir, un Monumento a la Revolución.

“Antes de tomar la decisión de escribir para vivir, me hallaba en un estado de comodidad – era programador de sitios web y páginas en internet. Pero llega un momento en el que uno debe decirse a sí mismo: ¡Pelea! Por tus sueños, por lo que quieres. Y entonces en esa pelea decides exponerte al dolor. El rechazo que uno siente como escritor duele. Que te dicen que tu trabajo es una mierda no es chido. Pero debí haberme expuesto más, debí haberme expuesto antes. Envié Adiós a Dylan a varios concursos y perdí en muchos. Después me enteré que gané en otros, pero ya no me dieron los premios porque gané el Mauricio Achar”. Se ríe.

Bob Dylan y la cosecha dulce.

“A los 35 años, a finales de 2016, me avisan que mi primera novela ganó el premio Mauricio Achar. Y eso uno lo puede ver como el comienzo. Pero en realidad es que el año empezó con miedo, con incertidumbre, con muchos proyectos andando pero con terror de que no funcionaran, de que no prendieran. Al final, este fin de año no es el inicio, sino la cosecha dulce de todo el trabajo duro que se hizo antes”.

“Adiós a Dylan es la historia de Omar. Una parte de su historia”, tocamos el tema de los personajes de la novela. “Te puedo decir que hay mucho de Omar Brambila – personaje central de la novela – en Alejandro y viceversa. También hubo un época en la que yo quise sentir una necesidad de moldear lo que vivía como si fuera una historia de esas épicas. De imaginar a las personas, idealizarlas para que encajaran en mi mundo. Pero al igual que Omar en Adiós a Dylan, he tenido que madurar, tomar conciencia. Ser consciente de tus actos es vital para entender, para no lastimar y que no te lastimen”.

Hablamos sobre el fanatismo y la idolatría a los modelos. No podía faltar el comentario sobre Robert Allen Zimmerman aka Bob Dylan. “El Bob Dylan de la novela es fantástico, no es el Bob Dylan de la vida real, ni el de los discos, ni el de sus historias, ni el de las letras de sus canciones, ni el ganador del Nobel de Literatura. Ese, el Dylan que ganó me genera una gran satisfacción, pero creo que es más por el movimiento telúrico que ese galardón desencadenó en los escritores, en los académicos, en los puristas. Verlos rabiar por que un extraño a ese mundo suyo haya ganado es algo bien chingón. También él tiene una historia. El Nobel no es más que otra cosecha de su larga trayectoria”.

El futuro.

El Alejandro Carrillo seguro en todas sus respuestas sólo titubea cuando le pregunto por el futuro de Omar Brambila. Se ríe, se quita la gorra, se la vuelve a poner. “¡No sé!”, me dice. “Nadie me había hecho esa pregunta”. Se repone.  “Imagino que le irá bien. Me emociona pensarlo. Después de unos putazos de realidad uno aprende. Aprendes o te mueres”.

“¿El futuro para Alejandro? Pues hay Tinta Chida para rato, hay más talleres, ya estoy trabajando en la siguiente novela…” Lo interrumpo. “No me cuentes. No quiero saber”. “Te chingas, te voy a contar porque me emociona, wey”, se ríe y me cuenta. Ya la quiero leer. Incluso me ofrezco para ayudarle.

“El futuro para México…”, cierra los ojos y cuando los abre mira hacia adelante como si lo pudiera ver. “Me gusta pensar que el futuro del país está más en nuestro control de lo que creemos. La única manera de intervenir el futuro está en la auto-observación. Lo inmediato de nosotros es lo único que podemos cambiar”. Se pone serio, percibo la rabia por debajo de su voz cuando lo dice. “Todos decimos que Trump es racista, que las Ladies y los Gentlemen son unos ojetes y culeros. Pero ¿qué tan racistas, ojetes y culeros somos nosotros? ¿Lo aceptamos? ¿Lo vemos? En ellos solamente vemos el reflejo de nuestros propios defectos. Eso es lo que hay que cambiar. El destino no está allá afuera. El futuro es nuestro propio reflejo”.

9786073150446-601x1024

Adiós a Dylan es un road trip, el viaje de un fanático de Bob Dylan hacia su propio descubrimiento, que nos lleva – con soundtrack incluido – a una historia común en todos nosotros: llenar de algún modo el vacío existencial, las ausencias, las añoranzas que vivimos con la idealización de algo mejor y la figura de un role-model que está más allá de lo humano.

La presentación de Adiós a Dylan se llevará a cabo en la Librería Gandhi Sucursal Mauricio Achar, el día 19 de enero a las 1900 horas.

Categorías: 2016, Entrevista, Libros, Literatura, Mauricio Achar, Reseña, Retórica de lo Trivial | 1 comentario

Posibilidades.

Prefiero las fotografías malas a las imágenes prefabricadas…

La vida está llena de posibilidades ¿Y tú qué prefieres hoy?

DSC_0011.JPG

“La muñeca en el rincón” . Fotografía mala.

Por Wislawa Szymborska

Prefiero el cine.
Prefiero los gatos.
Prefiero los robles a orillas del Warta.
Prefiero Dickens a Dostoievski.
Prefiero que me guste la gente
a amar a la humanidad.
Prefiero tener a la mano hilo y aguja.
Prefiero no afirmar
que la razón es la culpable de todo.
Prefiero las excepciones.
Prefiero salir antes.
Prefiero hablar de otra cosa con los médicos.
Prefiero las viejas ilustraciones a rayas.
Prefiero lo ridículo de escribir poemas
a lo ridículo de no escribirlos.
Prefiero en el amor los aniversarios no exactos
que se celebran todos los días.
Prefiero a los moralistas
que no me prometen nada.
Prefiero la bondad astuta que la demasiado crédula.
Prefiero la tierra vestida de civil.
Prefiero los países conquistados a los conquistadores.
Prefiero tener reservas.
Prefiero el infierno del caos al infierno del orden.
Prefiero los cuentos de Grimm a las primeras planas
del periódico.
Prefiero las hojas sin flores a la flor sin hojas.
Prefiero los perros con la cola sin cortar.
Prefiero los ojos claros porque los tengo oscuros.
Prefiero los cajones.
Prefiero muchas cosas que aquí no he mencionado
a muchas otras tampoco mencionadas.
Prefiero el cero solo
al que hace cola en una cifra.
Prefiero el tiempo insectil al estelar.
Prefiero tocar madera.
Prefiero no preguntar cuánto me queda y cuándo.
Prefiero tomar en cuenta incluso la posibilidad
de que el ser tiene su razón.


Wisława Szymborska, poeta, ensayista y traductora polaca. Ganó el Nobel de Literatura en 1996. 

Categorías: Literatura, Poesía, Premio Nobel, Retórica de lo Trivial | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Los últimos Nobel de Literatura, hasta hoy.

Por Rogelio Rivera Melo.

El mundo de la literatura no dormirá hoy esperando una llamada de larga distancia desde Suecia. Y está mintiendo el escritor que diga que no le importa- aunque sea para mandar a un payaso a recoger el premio a Estocolmo.

nobel

Como cada año desde 1901, la Academia Sueca entregará el Premio Nobel a un escritor o escritora que sobresalga por sus contribuciones en el campo de la literatura.

Los que proponen a los candidatos al premio son los miembros de la Academia Sueca y de otras academias, catedráticos de la Lengua y las Letras, otros ganadores del Nobel de Literatura y los presidentes de organizaciones de escritores representativas de la producción literaria de su país.

La propuesta de candidatos al premio del año en curso debe estar en posesión de la Comisión Nobel el 31 de enero. Ésta examina las propuestas durante la primavera y en el mes de abril presenta a la Academia una lista preliminar de unos veinte candidatos, pendiente para su aprobación. Cuando cae el otoño, la lista de candidatos se reduce a unos cinco nombres.

El acreedor al galardón de 2016 será anunciado el 13 de octubre. Para poder obtenerlo, uno de los candidatos debe haber recibido más de la mitad de los votos. La premiación es en diciembre, en la Sala de Conciertos de Estocolmo, a manos del rey de Suecia.

Los últimos ganadores, hasta hoy son:

De 2010, el peruano Mario Vargas Llosa. “Por su cartografía de las estructuras de poder y sus imágenes mordaces de la resistencia del individuo, la rebelión y la derrota“.

De 2011, el sueco Tomas Tranströmer. “Porque a través de sus imágenes densas y translúcidas nos permite el acceso a la realidad“.

De 2012, el chino Mo Yan. “Quien combina los cuentos populares, la historia y lo contemporáneo con un realismo alucinatorio“.

De 2013, la canadiense Alice Munro. “Maestra del cuento corto contemporáneo“.

De 2014, el francés Patrick Modiano. “Por el arte de la memoria con la que ha evocado los más inasibles destinos humanos y descubierto el mundo de la ocupación“.

De 2015, la bielorrusa Svetlana Aleksievich. “Por sus escritos polifónicos, un monumento al sufrimiento y al coraje en nuestro tiempo“.

Los últimos ganadores en seis frases propias. Están ordenadas de acuerdo a la lista de arriba.

Podía soportar la soledad y las humillaciones que conocía desde niño y sólo herían su espíritu: lo horrible era el encierro, esa gran soledad exterior que no elegía, que alguien le arrojaba encima como una camisa de fuerza”.

“Más o menos a la mitad de tu vida, se presenta la Muerte y toma tus medidas. Uno se olvida de esa visita y continúa viviendo. Pero, en algún lugar, alguien sigue cosiendo el traje”.

“Era una pena que un hombre como él hubiera nacido en tiempos de paz. Si hubiera nacido unas cuantas décadas antes, hubiera llevado puesto el manto del héroe”.

“Nunca subestimes la mezquindad en el alma de las personas. Ni siquiera cuando son amables. Especialmente cuando son amables”.

“Al escribir este libro envío señales, como la luz de un faro que puede iluminar la oscuridad. Y aunque no tengo fe, vivo con esperanza”. 

“La muerte es la cosa más justa en este mundo. Nadie se salva de ella. La tierra se lleva a todos – a los buenos, a los crueles, a los pecadores. Aparte de eso, no hay justicia en la tierra”.

Es de esperar que el mundo de la literatura no dormirá hoy esperando una llamada de larga distancia desde Suecia. Y aunque usted no lo crea, hay una página de apuestas dedicada al tema. Así que si se siente todo un conocedor de la literatura mundial y cree tener un favorito, puede ganar – o perder – algo de plata.

¿Mi favorito? Mmm… ¿Para qué digo, si de todos modos no le voy a atinar?

Bueno, bueno… Mis tres candidatos… el elusivo estadounidense Thomas Pynchon (quien envió a un cómico disfrazado de payaso a recoger, en su nombre, el premio que había ganado por una novela), el gran escritor inglés Ian McEwan y el médico portugués António Lobo Antunes. Pero la Academia Sueca no me preguntó. Así que…

¿Quienes son tus favoritos?

Veremos.

Categorías: 2016, Apuestas, Escritores, Escritura, Literatura, Premio Nobel, Retórica de lo Trivial | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

The Angry Staff Officer

Peddling history, alcohol, defense, and sometimes all three at once

PHOTOGRALIA

By Lía Gómez Domínguez

Blogueando con Laura

Blog personal de la escritora María Laura De Piano con la colaboración de escritores invitados

SKYLINE REPORTS

comedy magazine

Carmen Martínez

-CM STUDIO- Da vida a tus inquietudes.

El Zocco

Un espacio de información sobre ocio, moda, sexo, música y viajes.

Saliendo del Papel.

He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.

Fotografía de Ángeles

Lo que empecé como ocio, hoy en día es mi pasión

ME CUIDO 2017 -https://autocuidado2017.wordpress.com

Informacion sobre: sexualidad, gestación, adolescencia,familia, consumo problemático, alimentación saludable.

Tiempo de Cenizas

Que las cenizas se conviertan en palabras y de ellas resurja una llama de eterna poesía

La Rosa de los Vientos

Lugares con Magia

ESPIONART

Hot Art / Cold War

La ruta del brujo

VIAJES | ARTE | CULTURA | GASTRONOMÍA

Active Response

Always A Bad Day For Adversaries

Mis Americas

Blog dedicado a todas las almas viajeras y desaprendidas de Latinoamerica.

A %d blogueros les gusta esto: