Mi Azumi Azul.

Empacando para la mudanza, encontré un teléfono celular que ni siquiera recordaba tener. ¿Y ahora qué hago con él?

Es pequeño, casi un juguete. Muy básico en su estructura. Con una pantallita gris y un teclado de presión. Entre el rectángulo gris y las teclas, se encuentra el nombre de la marca: AZUMI.

Iba a tirarlo a la basura, pero como me cuesta algo deshacerme de las cosas, decidí conservarlo.

Hoy, mientras abría las cajas del menaje, lo volví a ver. Una vez más, estuve a punto de deshacerme de él, pero quizá podría hacer algo divertido con él.

Veremos, me dije.

Primero había que ver si funcionaba. Así que revisé su batería y como todo se veía en orden, lo puse a recargar. Aprovechando que estaba en sus entrañas, busqué algún modo de identificació. Modelo L2Z, se lee, con letras pequeñas, sobre la batería.

Investigando sobre esa marca y modelo específico, averigüé que salió al mercado en algún momento del 2015.

En ese año, trabajaba en el área de aviación de mi oficina, así que supongo que lo conseguí para comunicarme con mis jefes mientras volaba de una ciudad a otra del país.

Tenía sus ventajas tener un teléfono así: bueno, bonito, barato, resistente al uso rudo y no sufriría mucho si lo olvidaba en algún alojamiento de mala muerte de alguna base aérea.

Además tiene radio AM y FM, que funciona sin tener que conectar auriculares. Y su conexión Bluetooth. Sólo le falta ser inteligente.

En ese momento salimos a buscar algo que cenar y descubrí la mejor de sus funciones:

Mi Azumi Azul cuenta con una cámara de poderosísimos 0.3 megapixeles de resolución. Sí, 0.3.

Para que se den una idea, el teléfono en el que escribo este texto tiene 40 megapixeles de resolución en su cámara, así que 0.3 son como una mala broma.

Y ahí vi mi oportunidad.

Siempre he dicho que la cámara no hace al fotógrafo, pero esas afirmaciones tienen que ser respaldadas por las acciones.

¿Podré tomar buenas fotos con la cámara de mi Azumi?, me pregunté.

Intentémoslo.

Así que tomé mi primera foto con mi cámara nueva.

La iglesia de la Comisaría de Chichí Suárez, en las afueras de Mérida, Yucatán.

Cuando intenté tomar una segunda – y mejor – foto, en la diminuta pantalla apareció el mensaje “Tú teléfono no cuenta con suficiente memoria”. O sea, solamente tengo una oportunidad de hacer una buena toma. Esto se pone interesante.

Llegando a casa, quise descargar la foto, pero había dos opciones, o sacaba la memoria interna – inexistente – o lo hacía utilizando el sistema Bluetooth. Así que pasé la foto del Azumi a mi celular de uso corriente y, pues sí, no es la mejor foto que he tomado.

Pero ahí estaba. Una gran ocasión para practicar mis encuadres y mis habilidades.

Así que decidí que, a partir de hoy tomaré una foto – es lo que hay – con mi teléfono Azumi azul. A ver qué sale.

Ésta es la foto de hoy.

La iglesia de la Comisaría de Chichí Suárez, en Yucatán.

Veremos.

* * *

Texto: Rogelio Rivera Melo

Foto : El Azumi azul.

Comparte este texto.

Y además ¿por qué no? Comparte este blog a través de tus redes sociales. Nos puedes encontrar en Twitter (@HERAGO101), en Facebook (Heroismo Agonizante 101), Tumblr (Heroísmo Agonizante 101) y hasta en Google+ (HeroísmoAgonizante101).

Ayúdame a cumplir el punto 5 de mi lista de las 100 cosas que tengo que hacer antes de morir. Nos encantaría lograrlo pero necesitamos tu ayuda. Si es de tu agrado lo que aquí se publica, compártelo..

Categorías: 2020, 30Días, Fotografía, Retórica de lo Trivial | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

Lo que me robó el Covid

Memoria colectiva

Prefiero quedarme en casa

Un blog sobre lo que me gusta escribir

quebexicano

se impuso el español como manera de no morir del francés

Harry Blogger

Ideas originales y recomendaciones literarias de una niña a la que le gusta la magia de la lectura

InBLOGnito

on the internet, nobody knows you're a blog

Discover

A daily selection of the best content published on WordPress, collected for you by humans who love to read.

Entramado de sentimientos

Relatos, cuentos, historias y libros escritos por Anne Kayve

La juerga posmoderna

Espejeando ideas

Yayografías

De aquí y de allá, de todo el mundo.

Complícate la vida y tendrás algo que escribir

Dónde no todo es válido, pero real

CaballeroDentalMx

Sitio web de Caballero Dental

Caballero Dental

Venta de Instrumental dental japonés.

LA EXPERIENCIA DE LA LIBERTAD

GACETA DE LITERATURA | MÉXICO | AÑO 1 | PRIMERA ÉPOCA | MARZO 2020

Polisemia Revista cultural

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Deep Funk

Relatos Pulp, Física, Meteorología y Música

A %d blogueros les gusta esto: