Redes Sociales

Activismo activo.

“… un pequeño grupo de ciudadanos comprometidos puede cambiar el mundo”.

 

Bansky-Flower-Brick-Thrower..jpg

Activismo activo.

Sabe usted, lector, lectora, ¿Cuánto dinero se gastó, se está gastando y se gastará con motivo de las elecciones presidenciales y sus repercusiones? La verdad es que no tengo la menor idea – ni creo que nadie sepa, porque aún con las leyes de transparencia esa cantidad es una incógnita mayúscula. Lo que sí puedo asegurar que es esa cantidad es una grosería para el erario nacional y para el bolsillo de la gente.

Me pregunto cuántas escuelas podrían ser equipadas con ese dinero. O cuántos niños sin recursos pudieran ser apoyados en diversos rubros.  Pienso que se podría hacer una gran cantidad de cosas benéficas para México.

Pero entonces me pregunto, “¿Qué puedo hacer yo para colaborar con mi país? Fuera de la política, fuera de frases huecas de campaña. Algo que esté realmente en mis manos”.

Creo que, para que funcionen, las cosas en esta nación deben hacerse bien desde un inicio y no ir arreglando y parchando los huecos que vienen desde la raíz. También creo que debemos de dejar de “soñar” con que el gobierno va a hacer todo por sus ciudadanos. Las cosas, para que funcionen, deben realizarlas los propios ciudadanos – la ciudadanía es la base de la democracia. No importa qué partido político (o qué dirigente) se encuentre al frente del país, si los mexicanos no llevan a cabo su papel, entonces, tristemente, estamos condenados, todos, al fracaso como proyecto de nación. A veces lo único que se necesita es vigilar que los recursos del presupuesto se asignen y se ejerzan de manera responsable.

Como un ejemplo, permítame hacer un breve resumen histórico: En 1961, Portugal se encontraba dirigido por una dictadura militar. Dos estudiantes realizaron, en público, un brindis por la libertad. Fueron detenidos y pasaron siete años en prisión. Un abogado inglés, Peter Benenson, al saber de esta situación, escribió una carta a un periódico, con el fin de solicitar apoyo para los jóvenes. La respuesta fue tan grande, que se tuvo que formar un comité para organizar la campaña. De pronto, se convirtió en un movimiento mundial. Hoy lo conocemos como AMNISTÍA INTERNACIONAL.

Siempre he insistido – ante quien quiera escucharme – que el trabajo en equipo es vital para el crecimiento de este país. Cuando varias personas se unen, podemos identificar la gran variedad de potencial humano y, de pronto, se observa que cada hombre y cada mujer cuentan con características únicas – sus propias fortalezas – que hacen que su contribución sea especial.

Por lo tanto quisiera, lector, lectora, amigos, invitarlos. No. Invitarlos no. Quisiera desafiarlos. ¿Qué les parece si comenzamos a producir una energía positiva en nuestro país? A formar parte de un activismo activo. No simplemente conectarse a la red y exigir un mundo mejor, exigir un salario más digno, exigir menos violencia. Les ofrezco una oportunidad única. Quizá desconocida pero que, le garantizo, será de provecho tanto para usted como para el país.

Más allá de una bandera política, o de una convicción religiosa, o de un interés monetario. Los reto a buscar una causa que les interese y unirse a ella como voluntarios y voluntarias. Si ya lo haces, comparte tu causa con nosotros. Podemos ayudarte.

O podemos ir más allá.  Podemos crear una organización que busque apoyar una causa. Nosotros. Tú y yo. Y tú. Y tú también… ¿Te suena increíble? ¿Parece imposible? Tal vez lo sea, pero entonces será más divertido. Más satisfactorio. ¿Qué te parece?

No importa tu profesión, tu fe, ni tus preferencias sexuales. No importa tu edad, tu género, tu estado civil. No importa el lugar donde vives, ni tu posición económica. Lo que en realidad importa es que TODOS TENEMOS LA OPORTUNIDAD DE TRABAJAR PARA MÉXICO. De forma voluntaria. De divertirnos en el proceso, de aprender, de crecer como personas y como comunidad, sociedad y nación. Invita a tus amigos y a tus familiares. TODOS PODEMOS HACER ALGO.

Hay una frase, que ha sido atribuida a la antropóloga Margaret Mead que ejemplifica esto de manera ideal: Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos comprometidos puede cambiar el mundo. De hecho, es la única cosa que lo ha logrado”.

¿Qué dices? ¿Estás con México?

No cerraré con el clásico “Veremos”. Pienso que hoy queda mejor un “Haremos”.

Me gustaría leer sus ideas, sus opiniones y sus convicciones para hacer de este país un mejor lugar. Por favor, usen el espacio de “Comentarios” o escriban en las redes sociales de este blog. #QueremosSaber. 

* * * * * * *

Comparte este texto. Y ¿por qué no? Comparte este blog a través de tus redes sociales. Nos puedes encontrar en Twitter (@HERAGO101), en Facebook (Heroismo Agonizante 101), Tumblr (Heroísmo Agonizante 101) y hasta en Google+ (HeroísmoAgonizante101).

Ayúdame a cumplir el punto 5 de mi lista de las 100 cosas que tengo que hacer antes de morir . Nos encantaría lograrlo pero necesitamos tu ayuda. Si es de tu agrado lo que aquí se publica, compártelo. Ayúdame a morir feliz. Gracias mil.

– – – – – – – – – – –

Categorías: Activismo, Cambio, Democracia, Ganar, Redes Sociales, Reflexiones, Reto | 1 comentario

¿Dónde quedó mi amigo?

Por Rogelio Rivera Melo.

Tengo un amigo desde hace más de 30 años. Ustedes comprenderán que una amistad así está más allá del bien y del mal, salvo por un pequeño detalle: Lo borré de mis redes sociales porque ahí no lo soporto.

13friend-600.jpg

Ahora, no me malinterpreten. Mi amigo me cae bien. Tanto que tuve que borrarlo de mis “amigos” en la conocida red social.

La razón es sencilla: mi amigo lo es en la vida real. Y es que me cae mucho mejor en vivo que a través de las redes sociales. Ahí no puede ser mi amigo. Ahí es otra persona.

Su transformación fue gradual. Supongo que él mismo se sorprende cuando aparecen en sus “Recuerdos del día” las actualizaciones que ponía hace dos, tres, seis años, diciendo: “Huevos para todos. Yo invito.” Hoy, según sus posts actuales, los podría invitar en el Cardenal de la Alameda. Supongo que lo hace.

Sucedió que un día, en las redes sociales, dejó de ser la persona que es y de pronto se convirtió en un algo así como magnate metrosexual macho alfa educado conquistador y lleno de testosterona. Sí. Justo una mezcla híbrida de Cristiano Ronaldo, Elon Musk, Coco Chanel, Leonardo Di Caprio y el Señor de los Cielos (el de la novela, no el de la realidad).

Lo malo para él, supongo que ha de ser muy traumatizante, es que su realidad es como de todo lo anterior pero en versión 4 y con algunos pequeños detalles que no checan: no juega fútbol, está flaquito de anorexia, no lee y sí ve el Señor de los Cielos (¡Ve el Señor de los Cielos! ¡Para que vean que no discrimino a mis amigos!).

Aclaro que su actividad en las redes sociales no me molesta. Esa es su decisión y cada quien puede vivir su vida virtual como se le venga en gana. Así como la real. Uno puede ser lo que se le antoje y le venga en gana. Es más, creo que todos, en algún momento de la vida (en la adolescencia sobre todo), hemos querido aparentar ser algo que no somos. Pero ¿tratar de impresionar a quienes nos conocen? Uno “apantalla” a los desconocidos. A los que son tan estúpidos para creerte. Pero ¿a los amigos? ¿¿Crees que puedes apantallar a tus amigos??

De verdad espero que haya quien le crea – sé que incluso existe quien le festeja – todas esas idealizaciones de la faceta feisbuquera de su vida. Pero… pues es mi amigo. Lo conozco y simplemente no me puede caer bien su “alter ego”. Digamos que prefiero al tipo sencillo y sin poses, que al pseudo “señor de los cielos”

Me di cuenta que quizá yo no sea el amigo que mi amigo merece. Se supone que yo, su amigo de toda la vida,  debía ser quien le diera “Me gusta” o ” Me encanta ” a sus estados ingeniosos. O tal vez escribir “Wow. Eres EL Macho Alfa ” en sus escritos más idealizados de su vida virtual. Pero ya no lo hacía. Ni siquiera por cariño o empatía. Y fue en ese momento , justo cuando intenté sentir simpatía por un tipo que no conozco – basado en personajes que me revientan el hígado – que me dí cuenta que todo el asunto era una pérdida de tiempo. Y además de toda una estafa. A nuestra edad ya no estamos como para perder el tiempo con niñerías o para dejarnos estafar por charlatanes.

De pronto, así como pienso que cada quien es tan libre de poner en sus redes sociales lo que bien le venga en gana, también creo que, haciendo uso de esa misma libertad, uno debe seguir o dejar de hacerlo a quien no quiera seguir. Por eso lo borré. Él puede poner lo que quiera, yo decido no leerlo. Pero seguimos siendo amigos en la vida real. Espero.

Por toda esta situación, me asalta un pensamiento horripilante que se transforma en duda existencial mientras más vueltas le doy al asunto: ¿Cuánto daño nos estamos haciendo a nosotros mismos tratando de mantener una fachada de algo que “puede que sea” o “puede que no”? ¿Alguien está algo ganando con eso? Aparte de don Zuckerberg, claro.

A mi amigo lo quiero, muy independientemente de que tenga o no una casa en Las Lomas (sí tiene una casa en las lomas), de que firme los documentos de sus múltiples reuniones con secretarios de estado con una pluma Mont Blanc o con una BIC, de que desayune huevos con frijol en su casa, una torta de tamal en la calle o en un buffete en el mejor restaurante de México. Y espero que él sepa que mi amor y mi amistad no se miden de acuerdo a las cosas materiales, sino a las experiencias que hemos vivido juntos. Y si no lo sabe, pues entonces creo que no éramos tan amigos.

Por las redes sociales, la vida de muchas personas se ha convertido en un mal guión de esas pésimas películas hollywoodenses en las que alguien, por alguna razón, tiene que mantener una imagen de algo que no es. Lo cual se me hace una gran estupidez. ¿De verdad queremos vivir así?

Yo no.

¿Y tú?

Veremos.

Categorías: #LevantaTuVoz, #RaiseYourVoice, Amigos, Amistad, Familia, Historias Verdaderas, Redes Sociales, Retórica de lo Trivial | Deja un comentario

#JusticiaPorLxs5

Fotos y texto por Rogelio Rivera Melo

Alejandra, Yesenia, Nicole, Nadia, Rubén.

Asesinados a sangre fría el 31 de julio en la Colonia Narvarte de la Ciudad de México.

wpid-wp-1438835120608.jpeg

Ellos son los últimos en una larga, larguísima, lista de personas muertas violentamente en un país donde no se ha respirado tranquilidad desde hace años.

Y es triste vivir así. En estos días se siente en México una infinita tristeza por todas esas vidas, esas ilusiones, esos sueños que se han perdido en la nada.

No dejemos que tanto dolor, tanto sufrimiento, tanta juventud desperdiciada se vuelva olvido.

No permitamos que triunfe la injusticia y la impunidad. No. Me niego a dejar un país tan dañado a mis hijos. ¿Qué les diremos cuando nos pregunten cómo dejamos que las cosas llegaran hasta este punto? ¿Qué podremos de decirles? ¿Qué? ¿Qué?

No debemos permitir que el Heroísmo, agonizante en México, muera. Las acciones de nuestro pueblo es lo único que nos puede sacar del marasmo en el que estamos.

Que no sea en vano el sacrificio, la sangre derramada, las angustias irredentas de los mexicanos y las mexicanas.

Que no se calle la verdad. Que no haya ni una muerte más. Que haya justicia y paz.

image

No se calla la verdad matando periodistas.

image

image

Que no muera el heroísmo de mis compatriotas.
Por favor, que no muera.

Categorías: 2015, Activismo, Actualidad, Asesinato, Corrupción, Democracia, Derechos Civiles, Dolor, Equidad, Fotografía, Historias Reales, Historias Verdaderas, Humor, Informe Especial, La Retórica de lo Trivial, México, Muerte, Mujeres, Periodísmo, Pinches Rateros, Rebeldía, Redes Sociales, Represión, Retórica de lo Trivial, Salvajismo, Solicitudes al Gobierno., Violencia | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Espionaje en las Redes Sociales.

La Retórica de lo Trivial LXXXIII Por Rogelio Rivera Melo

Imagen

Espionaje en las Redes Sociales.

Edward Snowden se acaba de meter en un gran lío. De un buen tipo con un trabajo interesante (técnico y consultor), se convirtió en una de las pesadillas más grandes de los sistemas de inteligencia del mundo: un soplón. En el argot de las comunidades de inteligencia, a las personas como Edward, se les llama “a leak” – una fuga. Uno de esos personajes que, de pronto, lanzan un ligero resplandor sobre la oscuridad que envuelve a esas grandes corporaciones del espionaje mundial.

Sucede que Mr. Snowden le reveló a los periódicos The Guardian y The Washington Post que el gobierno de los Estados Unidos, a través de sus principales agencias de inteligencia – la CIA y la NSA – mantienen un programa de “monitoreo” sobre los usuarios de las redes sociales más populares en el mundo, como FACEBOOK, GOOGLE, YAHOO, MICROSOFT, SKYPE Y YOUTUBE.

El buen Edward se volvió un buen samaritano al que le van a llover palos y piedras si lo localizan y detienen las autoridades estadounidenses.

Estas declaraciones han creado un ligero malestar en el mundo. El gobierno de Obama no tuvo más remedio que reconocer que los servicios de espionaje tienen acceso a la información de las grandes cadenas proveedoras de mensajería y administradoras de redes sociales, pero que todo es legal – debido a las estrictas leyes aprobadas en contra del terrorismo (Gracias, George Bush Jr.)

Snowden está huyendo. Anda a salto de mata, con todo el aparato de inteligencia subordinado a los E.U. detrás de él. Ha declarado su intención de pedir asilo en “cualquier país que crea en la libertad de expresión y se oponga a que la privacidad global sea la víctima”. (Buena suerte, Edward.)

¿Y los usuarios qué dicen? En lo personal, amigos lectores, queridas lectoras, la noticia no me sorprende. El espionaje – dicen los que saben – es el segundo oficio más viejo del mundo. Incluso toma algunos trucos del primero en antigüedad. Todos los gobiernos tienen (o sienten) la necesidad imperiosa de mantener el control de la esfera donde se genera la información en torno a, e incluso dentro del propio régimen.

Que un gobierno no demuestre un interés excesivo por lo que sus ciudadanos, sus amigos y sus enemigos piensen y hagan, no sugiere que no exista un sistema de control y monitoreo sobre ellos. Durante la totalidad de la historia de la humanidad, se han gestado intrigas, cotilleos, espionajes, devaneos y acciones encubiertas destinadas a saber lo que “el otro” piensa.

Y no solo lo hacen los reyes y los presidentes. Los cónyuges, los padres y madres, los hermanos y hermanas, los empleadores y los empleados, los empresarios y asociados, los vendedores y los compradores, siempre han tratado de obtener información privilegiada sobre las acciones e intenciones de los demás. Aunque rara vez lo demuestren o lo declaren.

Así que “nos leen” en Facebook, nos “espían” en nuestras cuentas de correo electrónico, nos “escuchan” en nuestras conversaciones por Skype, nos “ubican” por nuestro teléfono. ¿Se le sigue haciendo algo escandaloso?

Tengo un par de preguntas para usted, lector, lectora.

¿Si usted tuviera la oportunidad de saber – por cualquier medio – acerca de las intenciones de esa persona que le hace imposible la vida en el trabajo. ¿Lo haría?

Si supiera que uno de sus familiares cercanos está en peligro grave y pudiera “conocer” a través de acciones de espionaje la manera para protegerlo, ¿las utilizaría?

Me gustaría saber cuál es su opinión. Por favor, no me haga esperar a que las agencias de espionaje internacional inventen el lector de mentes. Mejor escriba su respuesta en la sección de comentarios debajo de este texto.

Siendo mi vida tan aburrida como lo es, yo no me preocuparía por lo que puedan encontrar en mis archivos electrónicos subidos o bajados en el internet. No lo haría, a menos que trabajara para algún cártel del narcotráfico o alguna organización terrorista. Muy probablemente la inclusión de la oración anterior en este texto haya hecho que, en algún lugar remoto, los supercomputadores Cray notifiquen a alguien de la existencia de este blog. Me va a dar gusto que me lea un pobre tipo con el escritorio atiborrado de documentos mucho menos interesantes que los que yo escribo.

Veremos.

Categorías: Redes Sociales, Reflexiones, Retórica de lo Trivial | Etiquetas: , , | 3 comentarios

Blog de WordPress.com.

Puras Vagancias

Cosas que suceden en el mundo, mi mundo y sus alrededores. Intentos de discernimiento entre el ser, el deber ser y el querer ser. Lo que fuí, lo que soy y lo que pretendo. Lo que veo, oigo, toco, huelo y gusto en mi vida cotidiana.

Phusions

Nos gustan las cosas que nos gustan. Y punto.

CYL FOTOGRAFOS

Inmortalizando tus recuerdos

Cartier-Bresson no es un reloj

Un blog de fotografía

Mari Trini Giner, Blog personal

Multimedia Content Creator. En inglés siempre suena mejor...

Palabrerías

Revista Palabrerías

MUEVELCULO

Blog orientado en la motivación para lograr un estilo de vida activo que nos haga mejores que ayer; además de aportar entrenamientos a seguir y recomendaciones y experiencias personales.

darecadodemi

historietas con dibujos

Meryeinyel

Poesía,infografía,crítica y frases.

LA ESPAÑA DE LOS HIPÓCRITAS

EN UN LUGAR DONDE LA HONESTIDAD ES CASTIGADA Y EL POSTUREO DE LOS MÁS INMORALES ES PREMIADA, ES HORA DE HABLAR CLARO.

Los mundos de Kat

Divagaciones de una novelista y adicta a los libros

Anécdotas en un Blog

Hechos cotidianos

La Esfera que no gira más

Avanzar sin miedo, sin mirar atrás.

Psicodependencia

Create emancipation / Creando emancipación

filosofastra

pensando en la errancia

A %d blogueros les gusta esto: