Comprender la intersexualidad.

Con pelos y señalesPor Rocío Sánchez.

La intersexualidad humana es una condición mucho más común de lo que se piensa. ¿Qué tanto sabes de ella? 

descarga

Comprender la intersexualidad

Tú que has sido mamá o papá, o que planeas serlo, ¿qué harías si, al nacer tu bebé, no pudieras responder a la pregunta básica de si es niño o niña?

Aunque no es lo más frecuente, sucede. Algunos bebés nacen con lo que los médicos llaman genitales ambiguos, es decir, con algo entre las piernas que no es ni una vulva, ni un pene ni un escroto, sino que puede ser una mezcla de todo eso. Estos son los bebés intersexuales.

Hace algún tiempo, para explicar la condición intersexual solía referirme a la imagen mítica del hermafrodita, es decir, aquel individuo en cuyo cuerpo conviven los dos sexos. Sin embargo, hace poco asistí a una conferencia sobre el tema y decidí que ese no es el mejor ejemplo. Y no lo es porque los mismos médicos designan a los pequeños intersexuales como “pseudo-hermafroditas”, categoría que se opone a la de “hermafrodita verdadero”, condición que se ha documentado en muy contadas ocasiones en la historia de la humanidad.

Es decir, la condición sexual de estos bebés es tan ambigua que no pueden ser considerados siquiera “hermafroditas”, sino que para la ciencia médica son algo incompleto, imperfecto, indeseable. Y no lo digo yo, lo dice la práctica en los hospitales donde los doctores se apresuran a operar a esos bebés para asignarles uno de los dos sexos. Por lo regular, se inclinan por el femenino, pues es mucho más fácil fabricar quirúrgicamente una vagina que un pene y un escroto.

Pero el asunto no termina ahí. Los niños intersex (como se ha abreviado la palabra) viven una infancia de cirugía tras cirugía, de dolor físico y emocional. Por supuesto, para la familia tampoco es sencillo. Los padres y madres suelen confiar en que las decisiones de los médicos traerán un bienestar a su hijo o hija, ya que ellos pueden “arreglar” aquello que está “mal”.

Me impactó mucho escuchar testimonios de personas intersexuales adultas que viven secuelas importantes después de sus procesos de adecuación sexual. En ciertos casos, la ciencia se ha “equivocado” y ha formado quirúrgicamente cuerpos de mujeres en personas que en realidad se sienten hombres. Tal es el caso de Mauro Cabral, activista intersex argentino. El de él pertenece al otro tipo de los casos de intersexualidad: aquella que se descubre cuando la persona ha crecido.

Mauro nació con genitales aparentemente femeninos. Fue criado como niña y así llegó a la pubertad. Su padre se preocupó cuando, a los 16 años, su hija todavía no había menstruado. La llevó al médico y ahí, durante los numerosos exámenes que le practicaron, descubrieron que no había útero en su vientre. También carecía de canal vaginal, así que le fabricaron uno extrayendo un trozo de su intestino. Le dijeron que era para su vida sexual futura. Pero no sabían que su vida sexual ya había comenzado sin vagina, sin útero ni nada.

Entonces, por supuesto, no se llamaba Mauro, y los médicos hicieron todo lo posible por “completar” su cuerpo femenino que estaba inacabado. Durante ocho años lo intervinieron quirúrgicamente, lo hormonizaron y lo mandaron a terapia psicológica para asegurarse de que todo estuviera “bien”. Pero él no estuvo bien hasta que se reconoció como un hombre y decidió cortar todo tratamiento médico que siguiera lastimándolo. Él es un hombre porque vive como tal, porque se siente como tal, aunque su cuerpo insinúe (sólo insinúe) lo contrario.

¿Cómo se puede vivir siendo una cosa y también la otra en un mundo donde el sexo es binario? El mismo Cabral sugiere que los bebés intersex sean criados ya sea como niños o como niñas, porque piensa que no es justo estigmatizarlos llamándolos “el tercer sexo”, dando así un estatus legal a su diferencia. Piensa que lo de menos es que la persona, si es necesario, cambie su género cuando crezca y pueda hacerlo legalmente. Lo importante, dice, es que se eviten a toda costa los tratamientos médicos innecesarios y por demás crueles a los que se somete a los menores con esta condición.

Hay muchos marcadores que pueden indicar el sexo “verdadero” de una persona. No sólo cuenta lo físico, también lo cromosómico y lo hormonal. Pero también es cierto que, según han dicho los pocos endocrinólogos expertos en el tema de la intersexualidad, si todos nos sometiéramos a este tipo de pruebas nos sorprenderíamos con los resultados y sabríamos que no somos tan “puramente hombres” o “puramente mujeres” como nos creemos. ¿Conoces a algún hombre con una voz muy aguda o que acumula grasa en el pecho y las caderas? ¿O a alguna mujer con demasiado vello facial o con una voz “aguardentosa”? Todas esas características que hemos creído predominantemente masculinas o femeninas parecen cruzarse sutilmente en muchos cuerpos.

En el caso de la intersexualidad, esos cruces son mucho más severos. La pregunta es, nuevamente, ¿qué haríamos frente a un caso así? ¿Y si la persona intersex no fuera nuestro hijo, sino nuestro alumno, nuestro vecino, nuestro paciente, cómo reaccionaríamos? Es importante conocer más sobre estos temas y saber que existen, para no actuar de manera discriminatoria o violenta hacia aquellas personas cuyos cuerpos nos confrontan y nos cuestionan sobre los propios. Todo un reto por asimilar.

+ + + + + + + + + +

Lector, lectora ¿tienes alguna duda sobre la intersexualidad? ¿Conoces a alguien que la tenga? Nos interesa saber. Deja tus comentarios y que el mundo siga girando. 

Si tienes alguna sugerencia, duda, pregunta, comentario o situación sobre la que quisieras que Rocío escriba, (recuerden que es especialista en temas escabrosos y cachondones) puedes enviar un correo a heroismoagonizante101@gmail.com – Garantizamos el anonimato de quienes lo soliciten. Esperamos tus mensajes.

Lee más de Rocío Sánchez en

Letra S: VIH/Sida,Sexualidad,Salud  y Leyendas Sexuales

Categorías: Cicatrices, Cicatriz, Ciencia, Clítoris, Con pelos y señales, Consejos, Dolor, Embarazo, Género, Historias Reales, Historias Verdaderas, Leyendas Sexuales, Los Profesionales, Mujeres, Pelos y Señales, Piercings, Relaciones, Riesgo, Rocío Sánchez, Sexo, Tendencias, VIH/SIDA | Etiquetas: , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Anécdotas en un Blog

Hechos cotidianos

La Esfera que no gira más

Avanzar sin miedo, sin mirar atrás.

Psicodependencia

Create emancipation / Creando emancipación

La magia de la poesía

Bienvenidos a este blog. Un blog lleno de textos escritos con el corazón y en el que tanto mi fiel amiga y compañera como yo publicaremos nuestros poemas y prosas.

Contra el promedio Mexicano

Pro-moviendo y diversificando la cultura.

sergiozurutuza-musicaypoesia.com

Si alguien ha podido, tu también puedes...y si nadie lo hizo...hazlo tú.

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

The Angry Staff Officer

Peddling history, alcohol, defense, and sometimes all three at once

PHOTOGRALIA

By Lía Gómez Domínguez

Blogueando con Laura

Blog personal de la escritora María Laura De Piano con la colaboración de escritores invitados

SKYLINE REPORTS

comedy magazine

Carmen Martínez

-CM STUDIO- fotografía creativa

El Zocco

Un espacio de información sobre ocio, moda, sexo, música y viajes.

Saliendo del Papel.

He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.

ME CUIDO 2017 -https://autocuidado2017.wordpress.com

Informacion sobre: sexualidad, gestación, adolescencia,familia, consumo problemático, alimentación saludable.

Tiempo de Cenizas

Que las cenizas se conviertan en palabras y de ellas resurja una llama de eterna poesía

A %d blogueros les gusta esto: