La prerrogativa de la experiencia.

Una vez alguien me dijo que uno siempre debe tomar en consideración a las personas viejas en trabajos que son para jóvenes. Y hoy, por primera vez, me sentí veterano en mi trabajo.

"Compadre, eres bueno, pero te arriesgas demasiado".

Ese comentario me lo hizo hoy un compañero de trabajo al terminar una capacitación de manejo de maquinaria pesada.

Sus palabras me calaron hondo. Pero luego me di cuenta de que es el mejor halago que me han hecho este año. Sobre todo porque mi desempeño durante la semana ha sido impecable.

Claro, he cometido errores en las tareas que vine a aprender y que todavía no domino, así como también he compartido consejos a los demás en las que tengo alguna experiencia. Pero de eso se trata.

Y sí, soy bueno. Después de veinte años de hacer mi trabajo, sería el colmo no estar a la altura de las circunstancias y del puesto que desempeño.

La verdad es que, después de las palabras de mi colega, me quedé pensando sobre la gran responsabilidad que uno tiene como miembro veterano del equipo.

No es solamente mantenerse en plena condición. Los jóvenes que llegan, lo hacen con toda la ambición del mundo, Y aún cuando sé que ellos desean mi posición y competirán para tener una oportunidad, yo los tengo que guiar, cuidar y proteger – incluso de sí mismos. Hasta que llegue su momento y termine el mío. Uno que cada vez está más cerca.

Es por eso que no puedo permitirme ser tibio y no arriesgarme. Sé lo que puedo hacer. Sé de lo que soy capaz. Confío en mis instintos. Esa es la prerrogativa que te da la longevidad.

¿De verdad esperan que me quede muy quieto, esperando a que los demás tomen la iniciativa cuando es mi responsabilidad hacerlo? Lo siento, pero no es mi estilo. La experiencia lleva de la mano a la responsabilidad.

Durante mi vida, ponerle pasión a las cosas me ha metido en innumerables problemas, pero jamás me ha sacado de uno.

Y no sé ustedes, pero yo prefiero siempre tener una o dos dificultades profesionales, un reto o dos en puerta, nada más para no aburrirme y mantenerme en el límite superior de mis capacidades.

Y es que de eso se trata: ser
mejor humano cada día. Si lo piensas bien, eso es algo mucho más difícil que conquistar el mundo.

Así que no puedo permitirme detenerme aún. Todavía hay muchas cosas para mejorar, tanto por hacer.

Y para descansar habrá mucho tiempo… después de muerto tendré una eternidad para estar quieto y gozar de tranquilidad.

Pero mientras tanto, veremos.

Categorías: Retórica de lo Trivial | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

Photos and stories

Observando los diferentes colores de la vida

Paulina Mendez Tips

Me gusta vestirme bien, mis marcas favoritas son ivonne, mk, soy compradora compulsiva, me gusta la música de cold play, muse

elsemanaldepenelope

evoluciónvital

LA NOTA digital

Entre Ríos

Eligiendo Vida

Deconstruye y transforma tu estilo de vida.

La Viajera Incansable

Imágenes y reflexiones viajeras

Emiroverasuarez Recuerdos del Cóndor Difusiones geopoliticas y cultural.

Abierto al mundo intelectual y politico, abriendo surcos entre la neblina

Rebe & Miau

Una forma diferente de estar en el mundo

tumpitula

ToDieMarBru

Una adicción innecesaria

run, trail, trailrunning, viajes, versos, poesía, relatos, running,, historias, anime, manga

Palabras para recordar

Pensando en voz alta

Pensamientos en la Noche

Un espacio para la reflexión de anécdotas y cosas que no son del mundo. Un lugar que no pretende ser polémico, pero si causar algún pensamiento en la noche…

Puras Vagancias

Cosas que suceden en el mundo, mi mundo y sus alrededores. Intentos de discernimiento entre el ser, el deber ser y el querer ser. Lo que fuí, lo que soy y lo que pretendo. Lo que veo, oigo, toco, huelo y gusto en mi vida cotidiana.

Phusions

Nos gustan las cosas que nos gustan. Y punto.

CYL FOTOGRAFOS

Inmortalizando tus recuerdos

Cartier-Bresson no es un reloj

Un blog de fotografía

A %d blogueros les gusta esto: