Marylebone Farmers Market

Por Rogelio Rivera Melo.
 
De esas veces que te pierdes en una ciudad desconocida y te topas con una verdadera joya.
 
img0
 
Marylebone Farmers Market.

Ser turista es moverse entre el grupo de extranjeros que se mueve como plaga por una ciudad. Ser viajero se trata de perderse entre las calles, salir de los abarrotados lugares comunes y encontrarte con sorpresas de esas que, a veces, ni los propios habitantes del lugar conocen.

El domingo por la mañana, mientras buscaba algún lugar para desayunar, encontré el sitio justo al toparme de frente con el Mercado de Granjeros de Marylebone, en el distrito de Westminster de Londres.

Llegué al mismo tiempo que los vendedores, así que tuve que esperar un rato mientras instalaban sus puntos de venta. Mientras veía como iba tomando forma la próxima vendimia, pregunté a uno de los muchachos de qué iba la cosa.

Cada domingo se reunen en el estacionamiento ubicado en la Calle Cramer unos 30 o 40 productores tradicionales de los alrededores de la City. Y la gente llega a comprar – y a comer – todas esas cosas que venden. Sidra, pan, queso y hasta embutidos caseros, uno encuentra cosas que se ven – y huelen – deliciosas.

img3

«Pásele, marchantita», pero en inglés.

Ahí me enteré que hay como treinta tipos diferentes de patatas – tan socorridas en la cocina inglesa – y que cada uno ha sido bautizado de acuerdo a sus características: «Oro del Yukon» y «Orgullo de la Reina» son algunos ejemplos de los nombres papales.

Pero algo que en realidad me sorprendió fue un pequeño local donde había muchos más hongos de los que había visto en mi vida. George, el vendedor, me dijo que los recolectaba cada semana en los alrededores de su casa, en Cheshunt, al norte de Londres. ¿Han ustedes percibido el olor de una cacerola con «Hongos Ostra» bañados en aceite de oliva? ¿No? Yo tampoco hasta hoy. Y créanme cuando les digo que huele delicioso. DE-LI-CIO-SO.

img2

¿Serán alucinógenos?

Tenía que probar eso que se estaba cocinando. George me dijo que me prepararía un sandwich «gourmet», que fuera a dar una vuelta mientras los hongos estaban listos.

Encontré salchichas de pavo, quesos hechos con leche de cabra y verduras que nunca había visto. También vi  (y probé) una miel aguada que más bien tenía el color de mantequilla – imagino que las abejas inglesas no tienen la materia prima para hacer la miel espesa y dorada americana.

Con una seña George me avisó que estaba listo para prepararme el emparedado. Compró una rebanada de pan a una muchachita despeinada que no quiso posar para la foto y comenzó el proceso de preparación de mi sandwich.

Cuando lo tuve en la mano pasó por mi mente que quizá pudiera morir envenenado por comer hongos silvestres, pero el aroma era mucho más convincente que la probabilidad de ser repatriado en cajón de madera. Así que pa’dentro.

img1

George preparando mi sandwich de hongos.

De un sabor fuerte que se iba incrementando con cada mordida, los dichosos «hongos ostra» no tienen un gusto similar a los de las quesadillas mexicanas. ¿A qué saben? En realidad, el sabor no se parece a nada que hubiera probado. Pero bien les puedo decir que si hubiera muerto habría valido la pena.

Convencí a George para que me diera la receta. Me sorprendí de lo fácil que es. Por desgracia, en mi país no tenemos el ingrediente principal. Me pregunto si se podrá hacer con hongos mexicanos.

Veremos.

– – – – – – – – – – – – – –

Si quieren ver más imágenes de este viaje, pueden hacerlo en mi cuenta de Instagram: rrivermule. Están cordialmente invitados. Además, si tienen alguna recomendación para este viajero loco y su cámara, mientras me encuentro en la ciudad de Londres, Inglaterra, pueden escribir en los comentarios de este blog. Les agradezco su lectura y les mando un gran abrazo. Mientras, me chingo otro sandwich de hongos.

Categorías: 2014, Crónica, Historias Verdaderas, London, Mercado, Nikon, Retórica de lo Trivial | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Angela Dalmar

madre de las mariposas

LA REALIDAD DIARIO

Diario satírico y puede que humorístico. Rigor subjetivo

Tenebris Ficta

Espejos a otras realidades

Hams Sneyder

Pensamientos que ayudan

Así, como un 8 tumbado

Abriendo el alma

Terminando de empezar

las vueltas que da la vida.....

EL ARTCA

Poesía Microrrelatos Arte

Lo que me robó el Covid

Memoria colectiva

Prefiero quedarme en casa

Un blog sobre lo que me gusta escribir

Lo que te trae la marea

Ideas originales y recomendaciones literarias de una niña a la que le gusta la magia de la lectura

InBLOGnito

on the internet, nobody knows you're a blog

Discover WordPress

A daily selection of the best content published on WordPress, collected for you by humans who love to read.

La juerga posmoderna

Espejeando ideas

Yayografías

De aquí y de allá, de todo el mundo.

Complícate la vida y tendrás algo que escribir

Dónde no todo es válido, pero real

CaballeroDentalMx

Sitio web de Caballero Dental

A %d blogueros les gusta esto: