Esperando el momento justo.

La Retórica de lo Trivial CXXXII Por Rogelio Rivera Melo

¿Los astros deberán estar correctamente alineados y las profecías tendrán que cumplirse para que hagas algo importante? ¿Te da miedo avanzar en tus proyectos – o incluso comenzarlos – porque crees que todavía no es el “momento adecuado”? ¿Estás esperando una señal para comenzar a actuar? ¿Podemos hablar seriamente, tú y yo, sobre eso?

Imagen

Justo ahora debo tomar una decisión importante. Sé que tú, lector, lectora, también tienes que decidir sobre cosas trascendentales todos los días, puede ser comprar algo, cambiarse de casa, dejar un empleo, iniciar un negocio, comenzar una relación, perdonarte a ti mismo, entre otras muchas cosas.

¿Qué sucede? ¿Porqué no puedo llegar a una decisión que me haga avanzar? En este momento tengo en mi cabeza una lista de posibilidades viables por las cuales no termino de decidirme a hacer lo que quisiera. Algunas de ellas son “no tengo suficiente dinero”, “no estoy preparado”, “¿y si me equivoco?”, “nadie me apoya”, “me da miedo”… En realidad, si las analizo fríamente, me doy cuenta de que son mil excusas para no hacer lo que debería estar haciendo.

Ok, lo acepto, hay algunas cosas que, para que sucedan, uno tiene que esperar el  momento oportuno, ¿pero y si éstas suceden cuando TÚ PIENSAS que no es el momento justo? ¿Y si hoy fuera el momento perfecto? ¿Te das cuenta que podrías perder la oportunidad porque piensas que no es el momento adecuado?

Muchas veces – sobre todo antes de decidir sobre algo – creamos escenarios en nuestra mente sobre la forma ideal en que deseamos que una situación se lleve a cabo. Nuestras expectativas (positivas o negativas) son grandes, pero no nos damos cuenta que esa idealización es enemiga de la realidad. Nos frustra cuando la vida no sucede de acuerdo a lo que nosotros planeamos – para bien o para mal.

¿Cuántas veces te has sentido decepcionado porque las cosas no salieron como tú querías? Nos decimos: “Así no debío haber sucedido” o “Debió pasar algo diferente” o “No fue tan malo como pensé”. Esa decepción es el amargo sabor de boca que nos queda cuando la vida no se acopla a nuestras expectativas.

Esperar a que llegue “el momento justo” significa que ya establecimos – en nuestra mente – factores que nos dirán si ha llegado, o no, el tiempo de hacer algo. Estamos creando expectativas. Estamos preparándonos para la decepción.

Habiendo reflexionado sobre lo anterior, me pregunto qué es lo que me está deteniendo. ¿Porqué no arriesgarme? ¿Porqué no arriesgarnos?

Si quieres estar con alguien, díselo. Si extrañas a alguien, llámale. Si amas a alguien, dílo. Si tienes una meta, alcánzala. Si no tienes una meta, ponte una. Si te equivocas, pide disculpas. Si necesitas apoyo, pídelo. Si necesitas cambiar algo, hazlo. Si quieres aprender, estudia. Si quieres adelgazar, ejercítate. Si quieres ser feliz, no dejes que nada te detenga – ni siquiera tú mismo. Y así continúa la lista.

Las anteriores son soluciones muy simples y, sin embargo, seguimos aplazándolas – esperando hasta que llegue “el momento justo”.

Nuestras barreras son emocionales, mentales, físicas o financieras. El 99% de las veces, esas son las causas que nos detienen. ¿Y si comenzamos por derribarlas? Un gran modo de hacerlo es comprender que, gran parte del tiempo, nuestros miedos son injustificados – recuerda las expectativas negativas.

Si estamos buscando el momento apropiado para hacer algo quizá no lo hagamos en mucho tiempo. Cuando pensemos que es mejor esperar, debemos recordar que es más probable que las cosas buenas sucedan a aquellos que no solo se quedan viendo la vida pasar.

Hay una gran diferencia entre “esperar porque es necesario hacerlo” y “esperar porque estamos esperando el momento justo”.

¿Porqué no empezar hoy? Tú decides. Hoy es un excelente día para dejar de esperar y comenzar a actuar. En lo que tú desees.

Veremos.

¿Querías una señal?

Categorías: Aprendizaje, Decisión, Esperar, Reflexiones, Retórica de lo Trivial, Riesgo | Etiquetas: , , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Esperando el momento justo.

  1. ggc

    Pfff…. Una señal….

    Me gusta

  2. ggc

    Ufff….. Una señal…..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Polisemia Revista

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Deep Funk

Relatos Pulp, Física, Meteorología y Música

Deja que el reflejo llame tu atención

La vida corre a toda prisa y debemos pararnos a escucharnos, a cuidar las emociones que nos acompañan. Las palabras son las huellas que nos traen a nuestros pies los recuerdos y las imágenes del pasado.

In fiducia

Escritora aficionada✒

MINGA

comunicando para transformar

oblinspiración

La mente puede ser libre

Valor Operacional A1

Analista. Buscando patrones y tendencias. Futurología. Dentro del Ciclo.

Pluma, lápiz y cicuta

Creo en el destino. Me emborracho porque soy mexicana, de haber nacido en Suiza bebería leche.

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

Paulina Mendez Tips

Me gusta vestirme bien, mis marcas favoritas son ivonne, mk, soy compradora compulsiva, me gusta la música de cold play, muse

elsemanaldepenelope

evoluciónvital

LA NOTA digital

Entre Ríos

Eligiendo Vida

Deconstruye y transforma tu estilo de vida.

La Viajera Incansable

personas · lugares · literatura · arte

Emiroverasuarez Recuerdos del Cóndor Difusiones geopoliticas y cultural.

Abierto al mundo intelectual y politico, abriendo surcos entre la neblina

A %d blogueros les gusta esto: