Publicaciones etiquetadas con: Decisiones

Una Segunda Oportunidad.

Por Karina Suárez

Café con mi amigo imaginario” VIII

Jpeg

Segunda Oportunidad. R.RiveraMelo.

 

Una segunda oportunidad.

Ahí estábamos, disfrutando de una muy buena charla con amigos de antaño, veinticinco años después, sentados en círculo y riendo a carcajadas.

Esta vez cambiamos el patio del colegio por una cómoda mesa. Ahora, en lugar de una bebida sabor uva en una bolsa de plástico, sosteníamos una copa de vino mientras nos adentramos en una máquina del tiempo y dejamos que se nos llenara el alma de vida y el espíritu de brillo al recordar la ingenuidad de nuestra juventud.

Uno de los efectos de esas copas de vino fue la calidez emocional previa a la embriaguez, esa que te lleva a un  ambiente reflexivo bañado con un toque existencial proveniente de la necesidad de comprender nuestro antiguo ser y aquello que el tiempo había hecho con nosotros. La gran conversación de la velada giró en torno a dos preguntas: “¿Hasta dónde?” y “¿Hasta cuándo?”

Esa noche, al volver a casa, vino a mi mente una frase del escritor Scott Fitzgerald: “Nuestras vidas se definen por las oportunidades que tenemos, incluso aquellas que perdemos“.

Hoy, mientras atravieso un momento decisivo en mi vida, esa frase resuena en mi cabeza y en mi corazón.

El rompecabezas de mi vida va tomando forma: mi infancia, la ingenuidad, el ser, la vida, las decisiones y las oportunidades. La respuesta a las dos preguntas de esa noche llegó como la proverbial manzana de oro.

¿Cuántas veces te has cuestionado cuál es el camino correcto en tu vida? ¿Cuántas has dudado de los pasos que quieres dar por temor a equivocarte? Esas equivocaciones tan confusas. Equivocarte ¿en qué?, ¿quién decidió cuál era el trayecto equivocado y cuál el correcto? ¿Qué es equivocarte?

Después de reflexionar sobre la conversación que tuvimos esa noche sobre nuestra infancia, me di cuenta de que hay un momento crucial en el que dejamos de confiar en nuestras corazonadas y las acciones de nuestra vida comienzan a definirse por las oportunidades que tomamos y las que perdemos.

¿Qué nos lleva a tomarlas o a renunciar a una oportunidad? ¿Por qué callamos nuestra intuición innata y preferimos escuchar fuera de nosotros?

El peligro de vivir una vida que no queremos comienza cuando se desconfía del propio corazón. Pero ¿qué otra opción teníamos en aquel momento? Como psicóloga te puedo decir que, desgraciadamente, cuando te encuentras en una situación así, no tenemos opciones. En ese estado, nuestra supervivencia emocional depende de la aceptación de los demás y es entonces cuando uno decide creer en aquello que “se debe” creer para vivir y no morir en el aislamiento y en la soledad del rechazo. Hay que trabajar para evitar eso, o para salir de ahí si ya se encuentra uno dentro de esa trampa.

Me recuerdo de niña siempre cuestionándome las creencias y las costumbres que para mí no tenían una razón de ser: ¿Por qué tienes que darle la mano a alguien para saludarle?, preguntaba a mi madre. Ella me respondía: “es parte de la buena educación”. Yo le cuestionaba de luego: “¿Y qué es la buena educación?” Y así mis preguntas podían llegar a un número elevado y las respuestas siempre desembocaban en un “porque así debe ser”, lleno de desesperación y frustración ante la impotencia de no encontrar una respuesta adecuada. ¿En realidad existe una respuesta adecuada?

Al crecer decidí apagar esas inquietudes y que tuve que acallarlas. Sin embargo, hoy, con más experiencia en la vida, me puedo preguntar “¿hasta dónde?” Hasta dónde será el punto en que decida renunciar a los miedos añejos que me siguen dominando.

También pregunto “¿hasta cuándo?” Hasta cuándo llegará el día en que retome mi fuerza y mi intuición innatas para redireccionar mi vida desde las corazonadas que vienen de la ingenuidad del todo y de la nada, desde el fondo de mí.

Después de esa reflexión, hoy sé que puedo cuidar de la niña que fui y que, en muchas ocasiones, sigo siendo. Hoy decidí protegerla desde sus más grandes miedos y fortalecerla desde sus más grandes fracasos. Hoy me apropio de otra frase de Scott Fitzgerald y la acuno como un mantra que quiero repetir a esa niña – a mí – cada uno de los días que me queden de vida:

Si te sirve de algo, nunca es demasiado tarde – o demasiado pronto  – para ser quien quieres ser. No hay límite en el tiempo, empieza cuando quieras. Puedes cambiar o no hacerlo, no hay normas al respecto. De todo podemos sacar una lectura positiva o negativa. Espero que tú saques la positiva. Espero que veas cosas que te sorprendan. Espero que sientas cosas que nunca hayas sentido. Espero que conozcas a personas con otro punto de vista. Espero que vivas una vida de la que te sientas orgullosa. Y si ves que no es así, espero que tengas la fortaleza para empezar de nuevo. Aquello que crees que es una oportunidad deja de serlo cuando tu corazón te dice que ya no es una oportunidad para ti…

Hoy decidí darme una segunda oportunidad.

——————–

Lee más de Karina Suárez en:

Maestro y Aprendiz

No criticarás

Eligiendo caminos

Categorías: Café con mi amigo imaginario, Decisiones, Karina Suárez, Oportunidades, Psicología, Retórica de lo Trivial | Etiquetas: , , | 2 comentarios

Blog de WordPress.com.

Complícate la vida y tendrás algo que escribir

Dónde no todo es válido, pero real

CaballeroDentalMx

Sitio web de Caballero Dental

Caballero Dental

Venta de Instrumental dental japonés.

LA EXPERIENCIA DE LA LIBERTAD

Gaceta electrónica de literatura | México | Año 1 | Primera época | Octubre 2019

Polisemia Revista

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Deep Funk

Relatos Pulp, Física, Meteorología y Música

Deja que el reflejo llame tu atención

La vida corre a toda prisa y debemos pararnos a escucharnos, a cuidar las emociones que nos acompañan. Las palabras son las huellas que nos traen a nuestros pies los recuerdos y las imágenes del pasado.

In fiducia

Los mundos mágicos existen. En cada historia que contamos.✒

MINGA

comunicando para transformar

oblinspiración

La mente puede ser libre

Valor Operacional A1

Analista. Buscando patrones y tendencias. Futurología. Dentro del Ciclo.

Pluma, lápiz y cicuta

Creo en el destino. Me emborracho porque soy mexicana, de haber nacido en Suiza bebería leche.

Té blanco y cosas

Just call me Mila

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

A %d blogueros les gusta esto: