Archivo diario: 19/05/2013

El arte de enseñar.

Imagen

Por Rocío Sánchez.

Todos hemos tenido alguna vez un crush (enamoramiento) con algún maestro o maestra. Ya sabe, esos enamoramientos más bien platónicos que nos hacen ir a la escuela con una sonrisa desplegada por toda la cara. 

El amor por el mentor o mentora deja distintas huellas dependiendo de la edad a la que uno lo experimenta. En preescolar, por ejemplo, algunos peques ven a sus maestras como las más bellas. Es un amor inocente, donde la protección que recibe el niño podría llevarlo a imaginar cosas como que quiere casarse con ella cuando sea grande. Tengo algunos amigos que aún recuerdan con una sonrisa a esa mujer que los acompañó durante sus primeros añitos de vida escolar. En la primaria puede pasar algo similar, pero quizá los niños y niñas se cuidan más de expresarlo, pues cualquier gusto franco por el profesor puede ser motivo de burla en el salón o de regaño por los papás.

Pero es en la secundaria donde lo platónico, inocente e infantil se ve trastocado por la avalancha de hormonas. La atracción por alguno de los docentes (que aquí aparecen por docenas) deja a un lado lo amoroso y se convierte en erótica. No puedo imaginar la cantidad de sueños húmedos que provocan algunos maestros de estos niveles. Un adolescente puede llegar a sentir deseo casi con la misma intensidad con que siente aversión por tal o cual profe. Y no son pocos los casos que hemos visto de maestras que ceden ante la tentación de algún alumno más desarrolladito que los demás, o maestros que aprovechan la facilidad con la que apantallan a las chicas púberes. Pero recordemos que, lejos de la fantasía sexual de la Lolita, este es un delito aquí y en cientos de países, pues se trata de un adulto seduciendo, con su consentimiento o no, a un menor de edad. Ahí mejor ni entrarle.

Partiendo de esto, la situación se torna aún más tensa en la preparatoria, cuando los alumnos no son todavía adultos, pero ya contemplan como una posibilidad real el enfrascarse en una relación íntima con el maestro de su preferencia. Aunque yo estudié en una escuela católica, el recato no era precisamente lo que imperaba. Era muy gracioso ver la forma en que mis compañeras le coqueteaban intensamente a nuestro maestro de computación, un muchachito de apenas 23 años que nosotras veíamos como todo un hombre. Al paso de los años, una de ellas se casó con él. Si lo vemos así, las fantasías también pueden hacerse realidad (siempre y cuando sea legal, insisto).

Pero qué decir de cuando uno llega a la universidad. En la mayoría de edad, piensa que se puede comer el mundo a pedazos… y a cualquier profesor si así se lo propone. En mi carrera había maestros particularmente seductores que, si no me equivoco, todavía andan por esas aulas. Uno de ellos, por ejemplo, era un rockero de pies a cabeza. Hasta tenía su grupo musical. Usaba pantalones de piel, cabello largo, camiseta negra y tenía un cuerpo bien torneado. Llegaba en motocicleta. A pesar de la decepción al enterarnos de que era casado, más de una quiso poner a prueba su respeto al voto matrimonial. Nunca pasó nada (al menos no me consta). Era muy propio aunque a veces tuviera que quitarse a las alumnas de encima con espátula.

Quizás usted pueda contarme alguna que otra historia picante alumno-maestro que sí se haya consumado. Pero mientras, si tiene usted la curiosidad, por qué no practicar un juego con su pareja donde uno sea el mentor y el otro el alumno. Pero con vestuario y todo. Así podrá experimentar esa relación de poder que, ya como adultos, le da un grado inusitado de excitación al juego sexual.

Publicado originalmente en la REVISTA CAMBIO, el día domingo 12 de mayor de 2013

Categorías: Reflexiones | 1 comentario

Blog de WordPress.com.

Complícate la vida y tendrás algo que escribir

Dónde no todo es válido, pero real

CaballeroDentalMx

Sitio web de Caballero Dental

Caballero Dental

Venta de Instrumental dental japonés.

LA EXPERIENCIA DE LA LIBERTAD

Gaceta electrónica de literatura | México | Año 1 | Primera época | Octubre 2019

Polisemia Revista

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Deep Funk

Relatos Pulp, Física, Meteorología y Música

Deja que el reflejo llame tu atención

La vida corre a toda prisa y debemos pararnos a escucharnos, a cuidar las emociones que nos acompañan. Las palabras son las huellas que nos traen a nuestros pies los recuerdos y las imágenes del pasado.

In fiducia

Los mundos mágicos existen. En cada historia que contamos.✒

MINGA

comunicando para transformar

oblinspiración

La mente puede ser libre

Valor Operacional A1

Analista. Buscando patrones y tendencias. Futurología. Dentro del Ciclo.

Pluma, lápiz y cicuta

Creo en el destino. Me emborracho porque soy mexicana, de haber nacido en Suiza bebería leche.

Té blanco y cosas

Just call me Mila

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

A %d blogueros les gusta esto: