L’esprit de l’escalier

Por Rogelio Rivera Melo

L’esprit de l’escalier: el sentimiento que queda cuando, después de una conversación, a uno se le ocurre una respuesta mejor y más ingeniosa en comparación con todo aquello que en realidad dijo. El término no tiene una traducción al español.

L'esprit de l'escalier

L’esprit de l’escalier

L’esprit de l’escalier.

El filosófo francés Denis Diderot llegó al pie de la escalera de la casa de Jacques Necker. Fue en ese mismo instante cuando se le ocurrió una contestación idónea para la discusión que sucedió minutos antes, en la biblioteca de Necker. Demasiado tarde. Ya se iba.

El buen Denis luego escribiría: “El hombre sensato, como yo mismo lo soy, al verse abrumado por el argumento al que se le ha sometido, se ve confundido y solamente puede volver a pensar claramente (cuando vuelve a encontrarse) al inicio de las escaleras”.

A ese sentimiento, el que queda cuando, después de una conversación, a uno se le ocurre una respuesta mejor y más ingeniosa que todo aquello que en realidad dijo, lo llamó “L’esprit de l’escalier”.

Repasar la conversación una y otra vez, pensando “pude haberle dicho esto” o “no fue suficiente. Me quedé corto de palabras” o “Carajo, no debí haber dicho aquello” es algo que nos sucede a todos. Sobre todo cuando no pudimos expresarnos con claridad.

En las conversaciones que tenemos con la gente que nos importa es primordial evitar al máximo esa sensación de haberse quedado con algo trascendental. Y si hay algo que puede asesinar una relación es discutir con alguien querido a través de los servicios de mensajería como WhatsApp, Telegram, Viber, FB Messenger, etcétera.

¿Les ha pasado que están tratando de hacer una conversación con alguien y de pronto, lo que pudo ser un hermoso terreno de la campiña francesa termina convertido en un campo lleno de barro, un baldío resbaloso y destruido por las tuzas y horadado por los topos?

Y es que cuando usamos la “maravillosa tecnología de la mensajería digital”, todo lo que se escribe y lo que se responde puede ser mal interpretado. Las respuestas a las preguntas pueden o no llegar a tiempo. Además no existe un tono, ni hay una señal emocional que te permita conocer el ánimo verdadero del interlocutor. Cuando alguien te escribe “Jajaja” en un mensaje electrónico, no sabes si se está riendo, está siendo sarcástico o si en realidad le dio risa o se está deshaciendo de coraje.

Ah, pero cuánta diferencia existe cuando escuchas la risa franca de alguien, incluso si es a través de una llamada telefónica. O una mentada de madre, que esas también se sienten.

No, lector, lectora. No discutas por mensaje. Llámale. Y si te llaman, contesta.

Es más, aprovechando este espacio, te sugiero que cuando realices esa llamada vayas un paso más allá y le invites un café a esa persona especial. Las cosas se dicen mejor en vivo y en directo.

Y es que luego se queda uno pensando en todas esas cosas que pudo haber dicho y no dijo. En esas respuestas geniales que se quedaron en la punta de la lengua, o en la yema de los dedos. Y ahí es cuando le ataca a uno L’esprit de l’escalier.  “Debí decirle…”

Hoy llama a esa persona especial. No le envíes un mensaje. Deja que te escuche. Y escúchale tú.

Quizá salga algo bueno. Quizá no. Pero al menos, se intentó. Y eso es lo que importa en realidad.

Veremos.

 

Categorías: 2016, Compromisos, Consejos, Retórica de lo Trivial, Tecnología | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

Paulina Mendez Tips

Me gusta vestirme bien, mis marcas favoritas son ivonne, mk, soy compradora compulsiva, me gusta la música de cold play, muse

elsemanaldepenelope

evoluciónvital

LA NOTA digital

#LeyDeSemillas

Eligiendo Vida

Deconstruye y transforma tu estilo de vida.

La Viajera Incansable

Imágenes y reflexiones viajeras

Emiroverasuarez Recuerdos del Cóndor Difusiones geopoliticas y cultural.

Abierto al mundo intelectual y politico, abriendo surcos entre la neblina

Rebe & Miau

Una forma diferente de estar en el mundo

tumpitula

ToDieMarBru

Una adicción innecesaria

run, trail, trailrunning, viajes, versos, poesía, relatos, running,, historias, anime, manga

Pensamientos en la Noche

Un espacio para la reflexión de anécdotas y cosas que no son del mundo. Un lugar que no pretende ser polémico, pero si causar algún pensamiento en la noche…

Puras Vagancias

Cosas que suceden en el mundo, mi mundo y sus alrededores. Intentos de discernimiento entre el ser, el deber ser y el querer ser. Lo que fuí, lo que soy y lo que pretendo. Lo que veo, oigo, toco, huelo y gusto en mi vida cotidiana.

Phusions

Nos gustan las cosas que nos gustan. Y punto.

CYL FOTOGRAFOS

Inmortalizando tus recuerdos

Cartier-Bresson no es un reloj

Quise hacer un blog de fotografía... Y esto es lo que me salió

A %d blogueros les gusta esto: