Archivo diario: 04/12/2014

¿Qué no ves cuando te miras en el espejo?

Por Karina Suárez

Café con mi amigo imaginario” II

En cada uno de nosotros – HOMBRES Y MUJERES – existe la suma de una esencia masculina y femenina que integra el potencial perfecto para el desarrollo de la personalidad humana ¿Qué hacemos para aceptar esa realidad?

neuromanagement-el-cerebro-masculino-es-mas-g-L-YlyWHd

¿Qué no observas cuando te miras al espejo? Las proyecciones y la inequidad de género.

Existe una antigua leyenda sumeria que nos cuenta acerca del inicio de una lucha que continuamos viviendo actualmente: la búsqueda de una equidad entre las identidades femenina y masculina en la humanidad.

Según la historia, al momento de la creación, al primer hombre le acompañaba la primera mujer. Su nombre era Lilith. Los sumerios la consideraban la madre primigenia de la humanidad, ese era su destino. Pero también estaba dictado por su creador que ella debía someterse a la voluntad y autoridad de su compañero. Ante tal falta de igualdad decide rebelarse al sistema patriarcal del dios y del hombre, oponiéndose a tales designios. Desterrada por su desobediencia, abandonó el paraíso y partió, libre, en busca de la libertad y el poder.  El dios creó otra mujer para el hombre: una que sí respetara la autoridad masculina anteponiendo la obediencia a ésta ante la propia voluntad.

Lilith, en su destierro se dedicó a aprender los secretos de los demás dioses, vivió en libertad y alcanzó una especie de inmortalidad divina. Pero el costo que tuvo que pagar fue alto: la esencia de una mujer no sometida a la voluntad de un hombre fue considerada como una rebeldía apóstata y su desobediencia como una afrenta a la creación, por lo que su historia fue borrada de los anales para no ser contada jamás.

Tal olvido forzado hizo que el hombre considerara a toda mujer que no se adhiriera al concepto de sometimiento masculino como una paria y una criatura pecaminosa, dando así continuidad a la escisión original. Según esta leyenda, a partir de ese momento, la humanidad se encuentra dividida entre las mujeres sometidas y los hombres felices por el mandato divino de obediencia femenina y quienes se atreven a cuestionar tal avasallamiento.

Y la leyenda debe tener algo de cierto. Actualmente todavía continúa – sin un final a la vista – la confrontación entre las dos líneas de pensamiento opuestas: una donde la mujer se encuentra opacada (y apocada), envuelta bajo la sombra de un hombre y la otra donde la figura femenina es una entidad que se encuentra al nivel de la masculina.

La primera supone una negación de la energía pura (innata en la figura femenina de una diosa interna), del poder creador. Si lo consideramos desde un punto de vista energético, este rechazo genera un desequilibrio y una polarización con el que se pierde todo anhelo y esperanza de la integración entre las energías humanas.

Podemos decir que esta antigua historia enmarca el ejemplo claro de  la segmentación y la falta de igualdad entre géneros en el mundo actual. No hay nada nuevo bajo el sol.

Muchos siglos después, el psicólogo Carl Jung postuló que todo ser humano posee una naturaleza dual: “Ánima”, la esencia masculina, y “Ánimus”, la esencia femenina inherente en todos nosotros. La integración que cada persona haga de ambas representa una oportunidad latente para alcanzar el equilibrio perfecto entre subjetividad y objetividad.

De la “parte femenina” de nuestra personalidad surge la creatividad, la receptividad, la intuición, la compasión, la sensibilidad y la armonía. Es un principio constructivo que nada tiene que ver con oscuridad porque la creación es luz per se.

De la “parte masculina” irradia el valor, la potencia, la lógica; es el lado racional, intelectual y activo del ser. Un principio destructivo que reestructura y reconstruye dando muerte y regeneración.

En cada uno de nosotros – HOMBRES Y MUJERES – existe esa dualidad. La suma de ambas integra el potencial perfecto para el desarrollo de la personalidad humana y la energía que puede generar. El reto (y lo que la educación sexista no tiene presente) está en buscar la fusión y la integración de ambas partes. Ni siquiera podríamos hablar de un justo medio, pero si otorgamos una aceptación a ambas, evitando la resistencia o el rechazo a una por ser muy “femenina/cursi/débil” o a la otra por ser “masculina/salvaje/violenta”, entonces tendríamos seres humanos más abiertos y coherentes a los problemas de género (y a muchos otros, sospecho).

Entrar en el espejismo de un mundo en el que solo la energía, la fuerza, la acción y el movimiento (lado masculino) son la puerta al triunfo, al éxito, a la gloria; es tanto como matar y negar el maravilloso don que todo ser humano posee desde su esencia femenina, “el don de gestar para crear lo que quieras crear”, la libertad de salir de los parámetros establecidos para buscar tu libertad (como Lilith).

El costo no es bajo. Tanto si eres mujer como si eres hombre, implica la toma de responsabilidad del timón de tu propio barco, la toma de conciencia sobre las consecuencias de tus decisiones y el abandono de la postura de víctima (y victimario) en la que muchas veces entramos. Date la libertad de vivir tu lado masculino y tu lado femenino. El sexismo y los problemas de género comienzan dentro de ese espejismo de “Si soy hombre/mujer entonces DEBO ser violento/tierno” y todas sus derivaciones.

Hombre: Si violentas a la mujer, si no le das la igualdad que merece, estás mirándote en un espejo donde eliges no ver el potencial femenino tuyo que tanto miedo te da. Un potencial que te confronta y podría llevarte a experiencias creadoras que ni siquiera te imaginas, a nuevos momentos y a nuevas creencias.

Mujer: Si permites el sometimiento a un hombre, si consientes su violencia hacia tu persona, estás mirándote en un espejo donde eliges no ver el potencial de tu esencia masculina que tanto miedo te da. Un potencial que podría destruir con tu  fuerza y movimiento lo viejo, lo inservible. No tengas miedo de darle muerte definitiva  a lo que ya no tiene vitalidad en tu vida, miedo de regenerar, de reestructurar.

Así que, lector y lector de Heroísmo Agonizante 101, te invito a que honres, respetes, aceptes y vivas tus esencias masculina y femenina. Con esto darás comenzarás tu camino hacia el cielo, dando un paso con los pies bien puestos en la tierra.

Nos leemos en quince días. Los quiero.

Karina Suárez.

 – – – – – – – – – * * * * * * * * * * * – – – – – – – – –

Hagamos la prueba, lector, lectora, comencemos a dejar fluir, a aceptar y a respetar nuestras esencias masculina y femenina. Respetemos la de los demás. Es todo un reto, pero creo que intentarlo nos llevará a un mejor entendimiento con el sexo opuesto. Y quizá con nosotros mismos, ¿no creen?

Veremos.

– – – – – – – – – * * * * * * * * * * * – – – – – – – – –

Si tú, lector, lectora, tienes alguna sugerencia, duda, pregunta, comentario o situación sobre la que quisieras que Karina escriba, (recuerden que es especialista en temas de salud e higiene mental) puedes enviarla a heroismoagonizante101@gmail.com – Siéntanse en confianza de proponer temas, expresar inquietudes y hacer preguntas, muchas preguntas. Ya saben que para eso estamos. Garantizamos el anonimato de quienes lo soliciten. Esperamos tus correos.

Otros textos de Karina para HA101

No es tu físico.

Categorías: Café con mi amigo imaginario, Decisiones, Equidad, Feminismo, Género, Humanidad, Karina Suárez, Leyendas, Locura, Los Profesionales, Machismo, Mujeres, Otras Letras, Preguntas, Psicología, Reflexiones, Relaciones, Retórica de lo Trivial, Salud, Sexo | Etiquetas: , , , , , , | 5 comentarios

Blog de WordPress.com.

LA EXPERIENCIA DE LA LIBERTAD

Revista semanal - Mayo 2019

Polisemia Revista

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Deep Funk

Relatos Pulp, Física, Meteorología y Música

Deja que el reflejo llame tu atención

La vida corre a toda prisa y debemos pararnos a escucharnos, a cuidar las emociones que nos acompañan. Las palabras son las huellas que nos traen a nuestros pies los recuerdos y las imágenes del pasado.

In fiducia

Escritora aficionada✒

MINGA

comunicando para transformar

oblinspiración

La mente puede ser libre

Valor Operacional A1

Analista. Buscando patrones y tendencias. Futurología. Dentro del Ciclo.

Pluma, lápiz y cicuta

Creo en el destino. Me emborracho porque soy mexicana, de haber nacido en Suiza bebería leche.

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

Paulina Mendez Tips

Me gusta vestirme bien, mis marcas favoritas son ivonne, mk, soy compradora compulsiva, me gusta la música de cold play, muse

elsemanaldepenelope

evoluciónvital

LA NOTA digital

Entre Ríos

Eligiendo Vida

Deconstruye y transforma tu estilo de vida.

La Viajera Incansable

personas · lugares · literatura · arte

Emiroverasuarez Recuerdos del Cóndor Difusiones geopoliticas y cultural.

Abierto al mundo intelectual y politico, abriendo surcos entre la neblina

A %d blogueros les gusta esto: