Archivo diario: 25/07/2014

Antimisiles para Todos.

REPORTE ESPECIAL. Por Rogelio Rivera Melo

Sistemas Antimisiles para Aviones Civiles.

Un avión comercial derribado en Europa por un misil tierra-aire ha traído a  la arena política la posibilidad de obligar a las aerolíneas civiles a contar con sistemas antimisiles. ¿Es posible esta “buena idea”? 

Avión Hércules C-130 empleando medidas activas anti-misiles.

Avión Hércules C-130 empleando medidas activas anti-misiles.

Desde el inicio del conflicto entre el ejército ucraniano y las fuerzas separatistas en ese país, han sido derribadas más de veinte aeronaves. Una de ellas fue el vuelo MH17 de Malasya Air. Según los reportes de agencias internacionales, el Boeing 777 fue alcanzado por un misil disparado desde tierra. Aún no se sabe quién ordenó el ataque, pero la lógica apunta a las tropas pro-rusas en el área fronteriza entre Ucrania y Rusia.

Debido a la destrucción de la aeronave, que viajaba de Holanda a Malasia con más de 290 pasajeros a bordo, diversas facciones políticas y organizaciones en el mundo han propuesto – algunas incluso exigido – a las líneas aéreas el empleo de sistemas antimisiles en todos los aviones de sus flotas.

La amenaza del SAM.

Primero tenemos que establecer que un misil es un proyectil autopropulsado y con una carga explosiva interna que es dirigido hacia un objetivo. También es preciso decir que hay muchos tipos de misiles, pero los que nos interesan en este texto son los diseñados para ser disparados desde tierra en contra de una aeronave en movimiento. Los llamados SAM (Surface to Air Missile, por sus siglas en inglés. Misil Tierra -Aire en español).

Dentro de esta categoría también hay muchas – muchísimas – subdivisiones: existen algunos sistemas que pueden ser disparados por una pareja de personas o MANPADS (Man-Portable Air Defense Systems, Sistemas Portátiles Individuales de Defensa Aérea), como los “Stinger” estadounidenses, famosos por su utilización en contra de las fuerzas soviéticas en Afganistán. Este tipo de misiles son pequeños cohetes (10 kgs. de peso) que cuentan con una carga explosiva que detona al impacto. El alcance de este tipo de armamento portátil va de entre 300 y 5,000 metros. Utilizan un sistema de dirección que utiliza detección infrarroja para alcanzar sus objetivos.

Pero también existen algunos sistemas mucho más sofisticados. Grandes cohetes dirigidos con radar y que pueden alcanzar altitudes mayores a los 60,000. La mayoría de estos misiles poseen sensores electrónicos de cercanía, lo que implica que ni siquiera tengan que hacer impacto para detonar. Debido a su tamaño, pueden almacenar gran cantidad de combustible lo que incrementa su velocidad y su alcance.

¿Cómo funciona un sistema antimisiles?

Cuando un misil es disparado en contra de una aeronave, las posibilidades están a favor del proyectil. Existen tres medidas empleadas por los pilotos militares (los únicos entrenados para enfrentar tal amenaza) en contra de este tipo de armamento: los sistemas de detección, las medidas activas contra misiles y la evasión física.

Detectar un misil que se aproxima a tu avión es muy difícil, y aunque han existido casos de una detección visual, hacerlo oportunamente es casi imposible. Por esta razón, las compañías que fabrican aparatos de detección contra misiles han apostado a la tecnología para este fin. Primero, se tienen que montar sensores de luz ultravioleta en diferentes partes del avión para detectar un misil que se acerca. Estos sensores van conectados a una computadora con un software diseñado para discriminar si lo que se acerca a gran velocidad es, en efecto, un misil, así como su trayectoria, velocidad y tiempo antes del impacto.

Toma en cuenta que los misiles modernos viajan a varios miles de kilómetros por hora – sí, miles – así que, como máximo, le tomará unos treinta o cuarenta segundos desde su lanzamiento hasta su explosión.

Cuando la computadora ha detectado que se está acercando uno de estos angelitos activa las medidas activas, que en realidad son disparos realizados automáticamente desde el avión. ¿Qué disparas para evitar un misil? Bueno, hasta ahora lo mejor que se les ocurrió a los ingenieros es lanzar “bengalas” y algo llamado “chaff”.

Las “bengalas” son luces brillantísimas que producen una gran cantidad de calor. El “chaff” son una especie de latas cargadas de metal y explosivos. La función de estas medidas es “tratar” – sí, tratar – de “distraer” al misil de su objetivo original. También existen medidas activas que emplean láseres dirigidos a los misiles con el objeto de buscar la interrupción en el sistema atacante y desviar su trayectoria.

De hecho, los pilotos de combate saben que las medidas activas no van a salvar su avión de un par de misiles dirigidos en su contra, pero tienen la confianza de que “con un poco de suerte” el misil se atonte y les permita pasar a la siguiente etapa: la evasión.

A un misil le cuesta mucho girar, debido a que no está diseñado para ese fin. Un avión de combate puede hacer virajes cerrados. Y esa es la última medida: “Gira y acelera. Lo más pronto – y lo más rápido – que puedas”.

El uso táctico del armamento.

Cada arma tiene un uso táctico (en qué condiciones es efectiva, cuáles son sus limitaciones y en qué circunstancias se debería emplear) y las medidas adoptadas para contrarrestarla deben ser acordes a éste.

Los misiles están diseñados para derribar casi cualquier cosa, en cualquier condición climática, a cualquier hora del día. Aunque actualmente existen sistemas antimisiles que pueden ser montados en aviones comerciales, hay muy pocos sistemas antimisiles que puedan competir (y ganar el duelo) contra las modernas plataformas de misiles SAM’s tipo BUK-17 como la que supuestamente derribó al vuelo MH17.

Debemos tomar en cuenta que los aviones militares están diseñados para volar a gran velocidad y someterse a presiones físicas extremas, algo que ningún avión en las filas de las líneas comerciales podría soportar sin causar un gran daño a los pasajeros y a su propia estructura de vuelo. Por lo tanto, las técnidas de evasión en caso de un ataque con misiles serían  agónicamente inútiles en un avión grande y de vuelo lento como los Boeing o los Airbus.

Recordemos que en la misma área del ataque al vuelo de Malasyan Air han sido destruidos varios aviones militares de caza, de transporte de tropas, así como helicópteros militares. La totalidad de estas aeronaves contaban (supuestamente) con todas las medidas de defensa antimisiles. Así que tal parece que contar con estos sistemas no es una garantía para salir ilesos.

¿Se puede o no se puede?

A principios de este año, las Fuerzas de Defensa de Israel anunciaron que la totalidad de la flota de la aereolínea El Al sería equipada con un sistema óptico para detectar y desviar misiles. En 2002, un vuelo de la aerolínea israelí fue atacado con dos misiles de sistemas portátiles durante su despegue en el aeropuerto de Mombasa. La pericia del piloto, y la falta de ella en los atacantes, evitó que el avión volara. Bueno, sí voló, pero no en pedazos.

Aunque el costo de instalación de un sistema completo de contramedidas es de más de dos millones de dólares por aeronave y los costos operativos y de mantenimiento no son económicos, las grandes líneas aún estarían en posibilidad de dotar a sus flotas con ellos, aunque estoy seguro que esto implicaría un aumento (otro más) en el costo de los boletos.

Si seguimos con esas tendencias, viajar en avión será una actividad que solo los ricos y los atrevidos podrán disfrutar.

Entonces sí se puede, pero ¿sirve de algo?

En realidad no importa mucho si estás volando en un ala delta o en un U2 (no, no el grupo irlandés, sino un tipo de avión de reconocimiento estadounidense famoso por haber sido derribado con un misil sobre la U.R.S.S. mientras realizaba actividades de espionaje). En el caso de que ingreses en el espacio aéreo vigilado y controlado por un sistema moderno de SAM’s estás frito si el encargado decide disparar. Normalmente no lo harán en contra de un avión comercial, pero ya ves, hay veces en que el disparo “fue un error de apreciación”.

Así que la mejor opción – la única viable, de hecho – es evitar a toda costa volar sobre un territorio en conflicto donde se encuentre este tipo de armamento. Esa es la decisión que debe tomar la aerolínea, el piloto o el viajero. Como siempre he dicho: “Un viajero informado vale por dos”.

O quizá podemos ir más allá… Seamos idealistas y pensemos que en el futuro cercano lo peor que nos puede pasar que un gato negro se atraviese en nuestro camino. Es mejor viajar a cualquier rincón del planeta sin ir pensando en la posibilidad fatídica de que un misil anti-aéreo se cruce en nuestra trayectoria. Porque eso, mis lectores, sí sería de muy mala suerte.

Veremos.

***

Para Heroísmo Agonizante 101 es importante tu opinión y la de los demás. Queremos leer sobre ello. También puedes enviar tu correo electrónico a heroismoagonizante101@gmail.com. Escribe sobre los temas que quisieras leer, comenta y, si te fue de interés, por favor, comparte este post con tu familia y amigos. Gracias.

 

 

Categorías: 2014, Análisis, Aviación, Decisiones, Geopolítica, Guerra, Los Profesionales, ONU, Riesgos, Soldados, Tecnología, Viajes | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

EL ARTCA

Poesía Microrrelatos Arte

Lo que me robó el Covid

Memoria colectiva

Prefiero quedarme en casa

Un blog sobre lo que me gusta escribir

Lo que te trae la marea

Ideas originales y recomendaciones literarias de una niña a la que le gusta la magia de la lectura

InBLOGnito

on the internet, nobody knows you're a blog

Discover WordPress

A daily selection of the best content published on WordPress, collected for you by humans who love to read.

La juerga posmoderna

Espejeando ideas

Yayografías

De aquí y de allá, de todo el mundo.

Complícate la vida y tendrás algo que escribir

Dónde no todo es válido, pero real

CaballeroDentalMx

Sitio web de Caballero Dental

Caballero Dental

Venta de Instrumental dental japonés.

Polisemia Revista cultural

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Deep Funk

Relatos Pulp, Física, Meteorología y Música

reflejate.wordpress.com/

Let the reflection catch your attention

A %d blogueros les gusta esto: