De copópedos kosher y veganos

Por Rogelio Rivera Melo.

Solamente hay un lugar en todo el mundo en el que hay más judíos que en todo Israel. Y si me apuran un poco, en ese mismo lugar también hay más hipsters veganos que en todos los otros lugares el planeta. Hay un problema para ambas poblaciones: los copópedos.

Cópopedito.jpg

Sí. Son más pequeños que los camarones del buffet chino.

En casi todas las ciudades de los Estados Unidos de América cuando uno tiene sed puede abrir la llave del grifo, llenar un vaso y beber el agua con toda confianza – con excepciones como Flint, Michigan, claro. De hecho, una gran cantidad de habitantes de ese país lo hace todos los días. Y no se muere ni se enferma.

Sin embargo, en 2004, algún rabino de los muchos que habitan en la ciudad de Nueva York se dio cuenta que en el agua que salía de la llave había algo raro. En ese líquido exquisito – todos los neoyorkinos están orgullosos del sabor de su agua – se encontraban unos bichitos algo sospechosos.

Ahora, supongo que el rabino era de muy buena vista o trabajaba en un laboratorio con microscopio, por que tenía razón. En el agua potable que fluye a través de las tuberías de de la Gran Manzana, viven unos parientes lejanos de las langostas y los cangrejos, llamados copópedos.

Los copópedos (“patitas de remo”, por su etimología griega) son unos crustaceos chiquititos que habitan en casi todos los cuerpos de agua dulce. ¡Crustáceos, por el amor de Jehová! ¡Esos no son alimento kosher! Y eso implica un problema moral para los judíos.

El problema se incrementó cuando las autoridades sanitarias dijeron que los copópedos tenían una función bien específica: su presencia en el agua no causa ningún daño a los humanos, pero es un método natural para evitar el desarrollo de los mosquitos en el agua – a los copópedos les gusta comer larvas de mosquito. Y de hecho, los copópedos en el agua de Nueva York son añadidos artificialmente.

“¡Pero no son kosher!”, exclamaron los rabinos. La Torá no les permite a los judíos consumir langostas, camarones, ostras y cangrejos… De los cepópodos no estaban tan seguros pero como se parecen a algunos de los anteriores, pues sería mejor no consumirlos. Y protestar por la proteína añadida al agua.

Se organizaron grupos de estudio del Talmúd y la Torá en Israel y Nueva York los que se analizaba y discutía la viabilidad religiosa de tomar el agua de esa ciudad. La discusión se zanjó cuando los piadosos rabinos decidieron que la regla aplicaba solamente a animales que podían ser vistos a simple vista. Y los copópedos neoyorkinos no son ni siquiera tan grandes como los camarones de los buffetes del Barrio Chino. Así que… el agua es kosher.

Diez años después, supongo que la población hipster vegana de Nueva York también se ha enfrentado a ese gran dilema: ¿beber agua en la ciudad cuenta como veganismo o no?

Ahí el problema moral es mucho más profundo: el agua embotellada contamina. Y hay muchos hipsters veganos en la ciudad, casi tantos como en La Condesa y La Roma, goei.

Mientras tanto, yo ya me tomé mis vasos de agua de la llave en Manhattan. Total, si no te mata, te hace hace más fuerte. Además he bebido del agua de la llave en la Ciudad de México. Sin filtrar.

¿Habrá una prueba de valor más grande que eso?

Veremos.

Categorías: 2017, Crónicas, Crónicas Viajeras, Historias Reales, Historias Verdaderas, NYC, Retórica de lo Trivial, Viajes | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Emiroverasuarez Recuerdos del Cóndor Difusiones geopoliticas y cultural.

Abierto al mundo intelectual y politico, abriendo surcos entre la neblina

Rebe & Miau

Una forma diferente de estar en el mundo

tumpitula

ToDieMarBru

Una adicción innecesaria

run, trail, trailrunning, viajes, versos, poesía, relatos, running,, historias, anime, manga

Palabras para recordar

Pensando en voz alta

Pensamientos en la Noche

Un espacio para la reflexión de anécdotas y cosas que no son del mundo. Un lugar que no pretende ser polémico, pero si causar algún pensamiento en la noche…

Puras Vagancias

Cosas que suceden en el mundo, mi mundo y sus alrededores. Intentos de discernimiento entre el ser, el deber ser y el querer ser. Lo que fuí, lo que soy y lo que pretendo. Lo que veo, oigo, toco, huelo y gusto en mi vida cotidiana.

Phusions

Nos gustan las cosas que nos gustan. Y punto.

CYL FOTOGRAFOS

Inmortalizando tus recuerdos

Cartier-Bresson no es un reloj

Un blog de fotografía

Mari Trini Giner, Blog personal

Multimedia Content Creator. En inglés siempre suena mejor...

Palabrerías

Revista Palabrerías

MUEVELCULO

Blog orientado en la motivación para lograr un estilo de vida activo que nos haga mejores que ayer; además de aportar entrenamientos a seguir y recomendaciones y experiencias personales.

darecadodemi

historietas con dibujos

Meryeinyel

Poesía,infografía,crítica y frases.

A %d blogueros les gusta esto: