Pumping: Más volumen, por favor.

Con pelos y señales. Por Rocío Sánchez.

impermeable-silicona-clitoris-pump-pink

Pumping: Más volumen, por favor.

Las mujeres nos vemos constantemente presionadas para estar más y más delgadas. Es tal la obsesión de algunas que incluso existen intervenciones estéticas para quitar grasa del pubis y que éste se vea menos voluminoso.

Sin embargo, sabemos que en gustos sexuales podemos encontrar cosas insospechadas, y una de ellas es el gusto por “inflar” el área genital de una mujer. Quizá el verbo correcto sea “inflamar”, pues se trata de llevar la mayor cantidad de sangre hacia esa zona para hacerla, justamente, voluminosa. Digamos que se busca llevar al extremo el proceso natural de excitación donde la sangre se dirige a esa zona y provoca que el Monte de Venus, el clítoris y los labios mayores aumenten su tamaño.

Este fetiche se llama “pumping”, o “bombeo”, y se logra mediante la succión por vacío, el mismo principio que utilizan las bombas que buscan la erección del pene. Esta práctica no es precisamente novedosa si tomamos en cuenta que existe un dispositivo médico para ese fin aprobado por la Food and Drug Administration de Estados Unidos desde 2001. Sin embargo, este aparato está diseñado específicamente para actuar sobre el clítoris y no sobre el conjunto de genitales externos. De hecho, se vende en ese país sólo con receta médica.

Recordemos que el pequeño órgano está conformado por tejido eréctil similar al del pene, por lo que durante la excitación debe llenarse de sangre. Los problemas de circulación, diabetes o alcoholismo pueden interferir físicamente con ese proceso, aunque también es cierto que las culpas, los tabúes o los miedos sobre el sexo evitan que se alcance un buen nivel de excitación, por lo que la succión podría dar una ayudadita.

Sin embargo, las otras bombas de succión que existen, y que se pueden encontrar en cualquier sex shop medianamente grande, se utilizan en la zona genital completa. Estas opciones no tienen tanto respaldo científico y, aunque no se ha desaconsejado su uso, deben comenzar a utilizarse con precaución. Si te animas a dar una buscadita en Google, verás que los labios mayores toman un tamaño descomunal al usar estos aparatos, y no hay muchos datos sobre cómo manejar la intensidad de las sensaciones que, se supone, se experimentarán una vez estando “inflamadas”.

También hay dispositivos caseros que se han desarrollado una vez que alguna curiosa descubrió el placer de inflar el clítoris. Por ejemplo, se dice que una jeringa común puede servir si se corta la punta del cilindro (donde va la aguja) y se coloca en sobre ese órgano.

Lo importante aquí es ir experimentando poco a poco para descubrir si la sensación de succión y de “inflamación” es placentera o no. Incluso dispositivos como el Eros-CTD (así se llama el aprobado por la FDA), que se sabe que son seguros, recomiendan en su

instructivo ir de menos a más en cuanto a intensidad y frecuencia de uso. Quizás la manera más fácil de probar si tú o tu pareja se harán fans de esta práctica es a través del sexo oral; así sabrás qué tanto placer alcanzas con distinta intensidad. No hay que olvidar que el procedimiento puede ser doloroso para algunas mujeres, aunque otras lo disfrutan.

Sea que elijas estimulación humana o artificial, el clítoris es un órgano de manejo delicado. Las consecuencias de la poca precaución pueden ir desde irritación, moretones o dolor prolongado hasta daño profundo en los tejidos. Su composición interna es esponjosa y si el tejido del pene puede dañarse al abusar de la bomba de vacío, es muy posible que el órgano femenino también sea susceptible de lesión. Si a esto le sumamos la delicadeza de la piel que lo cubre, sabremos que, aun llevándolo a su límite, debemos tratarlo con suavidad y consideración.

+ + + + + + + + + +

Lector, lectora. Nos interesa saber tu opinión. Deja tus comentarios y que el mundo siga girando. 

Si tienes alguna sugerencia, duda, pregunta, comentario o situación sobre la que quisieras que Rocío escriba, (recuerden que es especialista en temas escabrosos y cachondones) puedes enviar un correo a heroismoagonizante101@gmail.com – Garantizamos el anonimato de quienes lo soliciten. Esperamos tus mensajes.

Lee más de Rocío Sánchez en

Partes Pudendas

Y tú, ¿tienes VIH?

Comprender la intersexualidad

Letra S: VIH/Sida,Sexualidad,Salud  y Leyendas Sexuales

Categorías: Retórica de lo Trivial | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

Paulina Mendez Tips

Me gusta vestirme bien, mis marcas favoritas son ivonne, mk, soy compradora compulsiva, me gusta la música de cold play, muse

elsemanaldepenelope

evoluciónvital

LA NOTA digital

Entre Ríos

Eligiendo Vida

Deconstruye y transforma tu estilo de vida.

La Viajera Incansable

Imágenes y reflexiones viajeras

Emiroverasuarez Recuerdos del Cóndor Difusiones geopoliticas y cultural.

Abierto al mundo intelectual y politico, abriendo surcos entre la neblina

Rebe & Miau

Una forma diferente de estar en el mundo

tumpitula

ToDieMarBru

Una adicción innecesaria

run, trail, trailrunning, viajes, versos, poesía, relatos, running,, historias, anime, manga

Pensamientos en la Noche

Un espacio para la reflexión de anécdotas y cosas que no son del mundo. Un lugar que no pretende ser polémico, pero si causar algún pensamiento en la noche…

Puras Vagancias

Cosas que suceden en el mundo, mi mundo y sus alrededores. Intentos de discernimiento entre el ser, el deber ser y el querer ser. Lo que fuí, lo que soy y lo que pretendo. Lo que veo, oigo, toco, huelo y gusto en mi vida cotidiana.

Phusions

Nos gustan las cosas que nos gustan. Y punto.

CYL FOTOGRAFOS

Inmortalizando tus recuerdos

Cartier-Bresson no es un reloj

Quise hacer un blog de fotografía... Y esto es lo que me salió

A %d blogueros les gusta esto: