El sismoscopio de Zhang Heng.

Los terremotos no pueden predecirse. Punto. Pero se sigue tratando.

BorderseismoscopebyTonynetoneFlickr-56a043995f9b58eba4af94b5.jpg

Modelo del sismoscopio de Zhang Heng

En el año 132, el astrónomo Zhang Heng – que también trabajaba de inventor e historiador para el emperador Han – diseñó un dispositivo maravilloso: un aparato que detectaba las ondas de los movimientos sísmicos que se presentaban en cualquier lugar del reino.

El aparato no se preservó desde aquella época, pero sí hay registros – esos chinos tienen muy buena memoria, sobre todo porque siempre escriben todo – que lo describen, así como su funcionamiento, pero que no explican cómo es que funcionaba.

“Una enorme vasija de bronce, en forma de barril, de unos dos metros de diámetro. Ocho dragones reptaban boca abajo desde la boca del barril, en cada uno de los puntos cardinales. En la boca de cada uno de los dragones había una pequeña bola de bronce. Ocho ranas, del mismo material, estaban sentadas debajo de los dragones con la boca abierta”. Algunas fuentes citan que el exterior del dispositivo estaba grabado con montañas, aves, tortugas y otros animales.

Cuando un temblor se sentía en el extenso territorio del imperio, el intrincado – y desconocido – mecanismo interno hacía que el dragón que apuntaba hacia ese lugar soltara la bola sobre la boca de la rana debajo de él.

Una teoría del funcionamiento es que un filamento colgaba en el centro del barril, cuando el terremoto sucedía, el filamento se colgaba hacia el dragón, éste abría la boca y soltaba la bola sobre la ranita.

 Aunque el aparato proporcionaba la dirección general en la que se sentía el temblor, no había indicación alguna de la intensidad de éste.

En 2005, científicos de la provincia de Zengzhou, China, lograron hacer una réplica del sismoscopio de Zhang, que detectó terremotos simulados en China y Vietnam.

Aún así, todavía no existe un método científico fiable para predecir terremotos. Esperemos que éste llegue pronto.

Mientras tanto, recordemos que los temblores NO SE PUEDEN PREDECIR .  De verdad. No difundan rumores. Mejor prepárense. Cuidémonos todos, animales incluidos. Mejor preparen su mochila de emergencia y su kit básico de emergencia.

Estemos siempre preparados para lo que sigue. Sea lo que sea.

Veremos.

– – – – – –

Texto por Rogelio Rivera Melo.

 

Categorías: 2017, Arqueología, Historia, Historias Reales, Retórica de lo Trivial, Terremoto | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

Photos and stories

Observando los diferentes colores de la vida

Paulina Mendez Tips

Me gusta vestirme bien, mis marcas favoritas son ivonne, mk, soy compradora compulsiva, me gusta la música de cold play, muse

elsemanaldepenelope

evoluciónvital

LA NOTA digital

Entre Ríos

Eligiendo Vida

Deconstruye y transforma tu estilo de vida.

La Viajera Incansable

Imágenes y reflexiones viajeras

Emiroverasuarez Recuerdos del Cóndor Difusiones geopoliticas y cultural.

Abierto al mundo intelectual y politico, abriendo surcos entre la neblina

Rebe & Miau

Una forma diferente de estar en el mundo

tumpitula

ToDieMarBru

Una adicción innecesaria

run, trail, trailrunning, viajes, versos, poesía, relatos, running,, historias, anime, manga

Palabras para recordar

Pensando en voz alta

Pensamientos en la Noche

Un espacio para la reflexión de anécdotas y cosas que no son del mundo. Un lugar que no pretende ser polémico, pero si causar algún pensamiento en la noche…

Puras Vagancias

Cosas que suceden en el mundo, mi mundo y sus alrededores. Intentos de discernimiento entre el ser, el deber ser y el querer ser. Lo que fuí, lo que soy y lo que pretendo. Lo que veo, oigo, toco, huelo y gusto en mi vida cotidiana.

Phusions

Nos gustan las cosas que nos gustan. Y punto.

CYL FOTOGRAFOS

Inmortalizando tus recuerdos

Cartier-Bresson no es un reloj

Un blog de fotografía

A %d blogueros les gusta esto: