¿Merecíamos el oro? No.

Por Rogelio Rivera Melo.

Si me preguntan si los atletas mexicanos merecían ganar el oro, les puedo responder que ellos y ellas ya ganaron. Los que estamos acá, los “aficionados”, somos los que perdimos. Demostramos que no merecemos a nuestros atletas.

Delegación Mexicana en Río 2016

 

¿Merecíamos el oro? No.

Es que queremos que nuestros atletas ganen medallas en las Olimpiadas, ¿no?

¿Queremos que nuestros atletas ganen Oro y Plata y Bronce? Es lo que los mexicanos merecemos. Pues no.

No voy a hablar de índices de obesidad. Ni tocaré el tema de deportistas per cápita en mi país. Pero puedo decir, como padre de hijos pequeños, que tenemos cuatro años para ayudar, ocho para producir y patrocinar, doce para competir, para ganar o perder.

¿Queremos medallas y premios? Apoyemos a nuestra niñez hoy. Para que en un par de justas olímpicas veamos el resultado de ese apoyo.

No basta con ver el fútbol los domingos con los niños en la sala.

Llevemos a nuestros niños, cuando aún son pequeños, a presenciar actividades deportivas. Apoyemos a nuestras niñas cuando nos pidan entrenar gimnasia o box o fútbol o lucha grecorromana. El futuro del deporte mexicano está en los niños que hoy tienen menos de cinco años. Si – y sólo si – los apoyamos, y no hablo de un aporte económico del gobierno o de una federación, sino de un verdadero interés por parte de los adultos en la competencia deportiva. Con todo lo que éste engloba. Ética, disciplina, interés y, pareciera obvio pero no lo es en este país, hacer ejercicio. Practicar un deporte.

Lo anterior es muy difícil. Porque, claro, todo parece complicadísimo cuando es más fácil quejarse cuando nuestros competidores no ganan.  Decidirse a entrenar, patrocinar o motivar, jugar, ganar y perder es bastante más exigente.

Si no se ganó en este torneo, tenemos toda una vida para cambiar la mentalidad de un pueblo que se engolosina con la victoria de otros siempre, haciéndola suya aunque nunca fue partícipe, pero que es más hiriente que un borracho despechado cuando sucede una derrota de un atleta que dio lo mejor de sí.

Pero si empezamos hoy, ganaremos en el futuro. Aunque perdamos.

Los deportistas que compitieron en los Juegos Olímpicos ya ganaron. Los que perdimos – mucho y de muchas formas – fuimos nosotros.

Vean esto y me comentan qué piensan.

Veremos.

Categorías: Retórica de lo Trivial | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Perséfone

Otra fanática más de la literatura suelta 💘

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

Photos and stories

Observando los diferentes colores de la vida

Paulina Mendez Tips

Me gusta vestirme bien, mis marcas favoritas son ivonne, mk, soy compradora compulsiva, me gusta la música de cold play, muse

elsemanaldepenelope

evoluciónvital

LA NOTA digital

Entre Ríos

Eligiendo Vida

Deconstruye y transforma tu estilo de vida.

La Viajera Incansable

Imágenes y reflexiones viajeras

Emiroverasuarez Recuerdos del Cóndor Difusiones geopoliticas y cultural.

Abierto al mundo intelectual y politico, abriendo surcos entre la neblina

Rebe & Miau

Una forma diferente de estar en el mundo

tumpitula

ToDieMarBru

Una adicción innecesaria

run, trail, trailrunning, viajes, versos, poesía, relatos, running,, historias, anime, manga

Palabras para recordar

Pensando en voz alta

Pensamientos en la Noche

Un espacio para la reflexión de anécdotas y cosas que no son del mundo. Un lugar que no pretende ser polémico, pero si causar algún pensamiento en la noche…

Puras Vagancias

Cosas que suceden en el mundo, mi mundo y sus alrededores. Intentos de discernimiento entre el ser, el deber ser y el querer ser. Lo que fuí, lo que soy y lo que pretendo. Lo que veo, oigo, toco, huelo y gusto en mi vida cotidiana.

Phusions

Nos gustan las cosas que nos gustan. Y punto.

CYL FOTOGRAFOS

Inmortalizando tus recuerdos

Cartier-Bresson no es un reloj

Un blog de fotografía

A %d blogueros les gusta esto: