Suicidio doloso. La muerte de Opus.

La muerte de Opus

Un misterioso suicidio que terminó siendo uno de los homicidios más raros que el forense Harper Mills viera jamás.

fb_img_1460045316464.jpg

El 23 de marzo de 1994 el médico forense Harper Mills examinó el cuerpo de un hombre llamado Ronald Opus y concluyó que la causa de muerte fue una herida de bala en la cabeza.

El Sr. Opus había saltado desde lo alto de un edificio de diez pisos con la intención de suicidarse. Antes de lanzarse al vacío, dejó una nota en la que indicaba sus razones. Pero durante la caída, al ir pasando el noveno piso, su vida se vio interrumpida por un disparo de escopeta que salió por una ventana y lo mató instantáneamente.

Ni el que disparó, ni el suicida eran conscientes de que, unos días antes, se había instalado una red de seguridad en el octavo piso. Ésta se aseguró al edificio con el fin de proteger a unos trabajadores de construcción. Por esa razón, Ronald Opus no habría completado su suicidio, al menos de la forma que tenía pensado.

“Por lo general,” continuó el Dr. Mills, “un suicidio lo sigue siendo cuando la persona que pretende suicidarse tiene éxito, a pesar de que el mecanismo o la forma de morir no haya sido lo que tenía pensado”.

Aquí es donde se pone interesante el asunto.

Que el Sr. Opus hubiera recibido un disparo camino a un suicidio que probablemente no hubiera tenido éxito, hizo que el médico forense dictaminara un homicidio. Lo anterior fue debido a que la habitación del noveno piso desde la que se disparó la escopeta había sido ocupada por un hombre mayor y su esposa. Mientras mantenían una fuerte discusión, él la amenazó con la escopeta. El hombre estaba tan disgustado que, cuando apretó el gatillo, un montón de perdigones atravesaron la ventana y se alojaron en la cabeza del Sr. Opus.

Cuando uno tiene la intención de matar al sujeto A y accidentalmente mata a un sujeto B”, aclara el forense, “uno es responsable por la muerte del sujeto B“.

Cuando el anciano fue acusado de homicidio, tanto él como su esposa declararon lo mismo sin titubeos. Ambos pensaban que la escopeta estaba descargada y que era una vieja costumbre del viejo amenazar a su esposa con el arma descargada. Sin una intención mortal, ambos creían que la muerte del Sr. Opus era un accidente. Y dijeron que ninguno recordaba saber que el arma hubiera sido cargada.

La investigación posterior reveló, según versiones de una testigo, que el hijo de la pareja había sido visto cargando la escopeta unas semanas antes del fatal accidente. La presunta razón era que la anciana había quitado el apoyo financiero a su hijo y éste, sabiendo de la propensión del viejo a apuntarle a su madre, cargó el arma con la esperanza de que su padre la matara. El asesinato del señor Opus ahora era responsabilidad del hijo de la pareja.

El toque exquisito en el caso se presenta cuando se sabe que el hijo de los viejos era, de hecho, Ronald Opus. El tipo se había deprimido tanto por la falta de apoyo económico y por la falla en el intento de asesinato de su madre que decidió lanzarse del décimo piso el 23 de marzo, solo para morir por un disparo de escopeta que atravesaba una ventana en el piso nueve. Las maquinaciones del hombre lo llevaron a un asesinato: el suyo.

El forense Mills cerró el caso como suicidio.

¿Realidad o ficción?  ¿Ustedes que creen?

Veremos.

Categorías: Retórica de lo Trivial | Etiquetas: , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Suicidio doloso. La muerte de Opus.

  1. Pingback: Lo más leído en 2016 | Heroísmo Agonizante 101 (Sólo para principiantes)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Té blanco, letras y otras cosas

Un blog por Cami Aranfu

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

Paulina Mendez Tips

Me gusta vestirme bien, mis marcas favoritas son ivonne, mk, soy compradora compulsiva, me gusta la música de cold play, muse

elsemanaldepenelope

evoluciónvital

LA NOTA digital

Entre Ríos #LNd

Eligiendo Vida

Deconstruye y transforma tu estilo de vida.

La Viajera Incansable

Imágenes y reflexiones viajeras

Emiroverasuarez Recuerdos del Cóndor Difusiones geopoliticas y cultural.

Abierto al mundo intelectual y politico, abriendo surcos entre la neblina

Rebe & Miau

Una forma diferente de estar en el mundo

tumpitula

ToDieMarBru

Una adicción innecesaria

run, trail, trailrunning, viajes, versos, poesía, relatos, running,, historias, anime, manga

Pensamientos en la Noche

Un espacio para la reflexión de anécdotas y cosas que no son del mundo. Un lugar que no pretende ser polémico, pero si causar algún pensamiento en la noche…

Puras Vagancias

Cosas que suceden en el mundo, mi mundo y sus alrededores. Intentos de discernimiento entre el ser, el deber ser y el querer ser. Lo que fuí, lo que soy y lo que pretendo. Lo que veo, oigo, toco, huelo y gusto en mi vida cotidiana.

Phusions

Nos gustan las cosas que nos gustan. Y punto.

CYL FOTOGRAFOS

Inmortalizando tus recuerdos

A %d blogueros les gusta esto: