Publicaciones etiquetadas con: Cartas

Gracias, Donald Trump

13 Abril, 2016. Por 

La ironía de Trump es que en realidad nos ha hecho un favor.

trump.jpg

¡Gracias, Señor Trump!

Estimado Señor Trump. Me ha tomado algún tiempo para darme cuenta de esto y, sobre todo admitirlo, pero estoy agradecido con usted.

Durante los últimos meses he pasado mucho tiempo lamentándome por su campaña y por todo el veneno que ésta ha generado. He visto a nuestro país implosionando, con el discurso público contaminado, el clima político volviéndose más y más corrosivo. Y he asumido que la culpa es de usted.

Pero solo en estos días he comprendido que usted no ha creado nuestra actual fealdad nacional, sino que solo la ha hecho visible. Al hacer todas esas declaraciones, irresponsables y sarcásticas, con la libertad y la frecuencia con que las ha dicho, le ha dado una cierta licencia a otras personas para hacer lo mismo. Como un buen amigo dijo: “Usted ha abierto las compuertas de la presa” para que nuestro drenaje se derrame completamente. La gente ya no esconde su vileza, ahora la muestra, la difunde y la comparte en sus redes sociales. 

Usted ha hecho que el fanatismo y el racismo vuelvan a ser algo aceptable socialmente y es ha sido una especie de regalo retorcido porque me ha permitido ver la realidad de las personas, no como pretenden ser en la superficie, sino como en realidad son en las profundidades de sus dañados corazones.

Una y otra vez, durante la totalidad de su campaña, sus seguidores me dicen que lo apoyan porque usted “dice lo que piensa”. Hasta hace poco me di cuenta de que usted dice lo que ellos piensan. Usted les ha dado credibilidad a sus prejuicios y ha hecho que se vuelvan una corriente social. 

Gracias al terrible límite que usted ha traspasado, ahora los políticos, los líderes religiosos, los amigos y los desconocidos, tanto en persona como en las redes sociales se expresan como personas llenas de odio, intolerantes y maliciosas. Y cada vez que lo hacen me recuerdan lo cerca que están de mi y mi familia, lo profundo que se llevan esas actitudes dentro de las personas y lo lejos que hemos llegado. 

Usted ha envalentonado a la gente para que se exprese sobre cosas que antes ocultaban por decoro y, aunque me revuelve el estómago, sé que esta es la única manera en que podremos avanzar: exponer toda la podredumbre cancerígena para que podamos erradicarla. Nuestro progreso como nación siempre se ha manifestado como un diálogo auténtico, sin importar lo brutal y descorazonador que el diálogo sea. 

En otras palabras, usted nos ha mostrado lo que realmente está sucediendo aquí y aunque sea realmente perturbador, ha sido un conocimiento revelador. Lo que sucede bajo esa clase de luz es que uno está obligado a ver todo lo que ilumina, sea bello o sea monstruoso.

Por favor no me malinterprete, creo que usted es la persona menos calificada y menos adecuada que ha actuado nunca como candidato presidencial hasta estas alturas del proceso. Y si de alguna manera usted llegara a resultar electo, temería profundamente por el mundo que heredarán mis hijos – si es que éste lograra sobrevivir a su mandato. Creo que usted es desconsiderado, ácido y censurable; usted es la peor clase de fanfarrón que existe. 

Pero, pierda o  gane, usted me ha dado la bendición de la verdad; sobre mi, sobre usted mismo, sobre los otros candidatos, sobre nuestro país. Y en el proceso también me ha demostrado que no estoy solo en esta resistencia a su persona y a toda la porquería que ha revelado sobre nosotros mismos. 

Usted ha generado una gran respuesta apasionada sobre todo esto. Y ahí es donde espero hallar esperanza en estos días. Ahora veo esperanza en aquellos que consideran que la equidad no es una palabra vacía, sino una por la que vale la pena morir. Encuentro esperanza en aquellas personas que se rehúsan a quedarse callados frente a la corriente retrógrada a la que nos enfrentamos. La encuentro en aquellos que están dispuestos a ser valientes para defender el valor inherente de toda la gente. La encuentro en el creciente ejército de aquellos que no tolerarán el odio como un valor principal de los estadounidenses. La encuentro en aquellos que rechazan la violencia como nuestra respuesta principal a la discordia. La hallo en la voz de cada persona que no dejará que la malicia y el encono los represente en el mundo. 

Hoy encuentro esperanza en aquellas personas que, como yo, no serán cómplices en permitir que el fanatismo y la intolerancia se conviertan en una fuente de orgullo nacional, porque ya hemos visto antes hacia dónde lleva eso. 

Sí, Señor Trump, usted ha desenterrado nuestros males ocultos y ha permitido que se conviertan en algo viral. Ha traído con usted todas esas cosas horribles que somos y las ha puesto al descubierto.

Y, por eso, le agradezco. 

—–

Traducido por Rogelio Rivera Melo del artículo publicado originalmente en The Good Men Project.

 

Categorías: #LevantaTuVoz, #RaiseYourVoice, 2016, Agradecimiento, Geopolítica, Política, Retórica de lo Trivial | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

Blog de WordPress.com.

Complícate la vida y tendrás algo que escribir

Dónde no todo es válido, pero real

CaballeroDentalMx

Sitio web de Caballero Dental

Caballero Dental

Venta de Instrumental dental japonés.

LA EXPERIENCIA DE LA LIBERTAD

Gaceta electrónica de literatura | México | Año 1 | Primera época | Octubre 2019

Polisemia Revista

En cada edición proponemos una palabra para indagar sus posibles significados desde distintas áreas.

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Deep Funk

Relatos Pulp, Física, Meteorología y Música

Deja que el reflejo llame tu atención

La vida corre a toda prisa y debemos pararnos a escucharnos, a cuidar las emociones que nos acompañan. Las palabras son las huellas que nos traen a nuestros pies los recuerdos y las imágenes del pasado.

In fiducia

Los mundos mágicos existen. En cada historia que contamos.✒

MINGA

comunicando para transformar

oblinspiración

La mente puede ser libre

Valor Operacional A1

Analista. Buscando patrones y tendencias. Futurología. Dentro del Ciclo.

Pluma, lápiz y cicuta

Creo en el destino. Me emborracho porque soy mexicana, de haber nacido en Suiza bebería leche.

Té blanco y cosas

Just call me Mila

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

A %d blogueros les gusta esto: