Hacer cerámica…

A veces las historias se cuentan tal como se recuerdan, pero otras hay que fabricarlas desde cero. Ese es el oficio del escritor. 

DSCN5948

Todos tenemos una o dos de esas historias increíbles que parecen sacadas de una película; en una vida a todos nos suceden cosas tan maravillosas, o tan asquerosas, o tan ridículas, que solamente podemos comprender su verdadera magnitud al intentar contarlas.

Como esa vez, cuando al ir manejando por una carretera desértica, me detuve en la cuneta para apagar un incendio que consumía las pocas plantas que había en la montaña.

En otra ocasión, era tal mi calentura que, para comprar lubricante sexual, tuve que pedirlo al encargado casi con lenguaje de señas porque el lugar estaba lleno de viejitas y me ganó la vergüenza.

Es que contar historias es tomar arcilla y volverla un hermoso recipiente de cerámica en el que se puede guardar la experiencia que se vivió.

Y cuando se cuenta o se escribe una historia, tal como cuando se trabaja con lodo, uno nunca queda impune. Hay accidentes. El barro salta y mancha. A veces la vasija – el resultado final – queda chueca. O se rompe. O no te gusta.

No. No acabas limpio cuando haces cerámica. Y lo mismo pasa cuando cuentas una historia. Es un trabajo tan sucio, que hay algunas que jamás saldrán a la luz: como aquella vez que apagué un incendio forestal al borde de la carretera y al terminar de orinar, aunque me sentí como un héroe, sabía que no había ningún testigo del esfuerzo que yo y mi vejiga habíamos hecho.

Pero otras tendrán mejor final: como cuando el empacador en la farmacia metió la botella de lubricante a la bolsa y con un guiño de complicidad me dijo: “Felicidades”.

Es cuestión de seguir haciendo cerámica. A veces solo se recuerda; a veces hay que revolcarse en el lodo para obtener la arcilla necesaria para hacer cerámica de calidad.

Como sea, hay que seguir contando historias.

 

– – – – – – – – – – –

Texto y Fotografía por Rogelio Rivera Melo.

Fotografía:  Los talleres de cerámica en Fes, Marruecos.

 

Categorías: 2017, Escritores, Escritura, Retórica de lo Trivial | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Hacer cerámica…

  1. Jajajaja
    Como sea😉

    Le gusta a 1 persona

  2. Me encanto, totalmente identificada. ¡Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Perséfonne

Otra fanática más de la literatura

Viajando con perrosaurios

Sí se puede viajar con mascotas enormes

Paulina Mendez Tips

Me gusta vestirme bien, mis marcas favoritas son ivonne, mk, soy compradora compulsiva, me gusta la música de cold play, muse

elsemanaldepenelope

evoluciónvital

LA NOTA digital

#LeyNacionalDeEquinoterapia

Eligiendo Vida

Deconstruye y transforma tu estilo de vida.

La Viajera Incansable

Imágenes y reflexiones viajeras

Emiroverasuarez Recuerdos del Cóndor Difusiones geopoliticas y cultural.

Abierto al mundo intelectual y politico, abriendo surcos entre la neblina

Rebe & Miau

Una forma diferente de estar en el mundo

tumpitula

ToDieMarBru

Una adicción innecesaria

run, trail, trailrunning, viajes, versos, poesía, relatos, running,, historias, anime, manga

Pensamientos en la Noche

Un espacio para la reflexión de anécdotas y cosas que no son del mundo. Un lugar que no pretende ser polémico, pero si causar algún pensamiento en la noche…

Puras Vagancias

Cosas que suceden en el mundo, mi mundo y sus alrededores. Intentos de discernimiento entre el ser, el deber ser y el querer ser. Lo que fuí, lo que soy y lo que pretendo. Lo que veo, oigo, toco, huelo y gusto en mi vida cotidiana.

Phusions

Nos gustan las cosas que nos gustan. Y punto.

CYL FOTOGRAFOS

Inmortalizando tus recuerdos

Cartier-Bresson no es un reloj

Quise hacer un blog de fotografía... Y esto es lo que me salió

A %d blogueros les gusta esto: